PLAYMEDUSA, arte y software

playmedusa

Sigo con el repaso de las empresas canarias que fueron a Silicon Valley en noviembre del pasado año. Playmedusa presentaba en ese evento su última creación, el juego Rain, Sands, Stars, además de ofrecer su portfolio de creaciones, que, por lo que veo, es muy variado.  A mi parecer Playmedusa se sale del estilo de empresa de desarrollo de software tradicional, e incluso de las desarrollo de software actual.  Hay algo que las diferencia y eso se ve en sus trabajos. Igual es ese componente de ARTE que tienen en su eslogan.  Luis Antón, Ingeniero en Informática por la Universidad de La Laguna y Doctor por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (asociado al SIANI),  e Israel Castro (“artista” en el amplio sentido de la palabra) se juntaron allá por 2009 para publicar, como quien no quiere la cosa, un juego en la Apple Store, Sound Juggler. La cosa no fue mal y se animaron en 2010 a publicar un segundo juego, Oddy Smog’s Misadventure.  A partir de aquí el equipo crece, y se unen Juanma Vargas, como modelador y diseñador 3D y Aitor Lozano, el pequeño (pero no menos importante) de la “familia“.  Cuatro apasionados del diseño, de los juegos y con la capacidad de ofrecer algo diferente, que pocas veces se encuentra.  Tienen su base de operaciones en Tenerife, cada uno es independiente y todos colaboran para que los proyectos salgan adelante. No les ata una oficina física sino la capacidad de organización y el compromiso que ponen en su trabajo.

Desde mediados de 2011, además de seguir creando juegos para distintas plataformas, ofrecen el servicio de Arte y Software (“Una experiencia multidisciplinar a tu servicio“). Según Luis, “…nuestros juegos también son una tarjeta de presentación para atraer clientes interesados en hacer cosas similares….[]…hemos creado por encargo videojuegos (para educación o publicidad), aplicaciones para smartphones y web, y productos digitales asociados (composición musical, ilustración, modelado, diseño…). Digamos que ofrecemos como servicio, en conjunto y por separado, todas las habilidades que se necesitan para hacer un juego…

Cuando le comento a Luis cómo es posible hacerse un hueco en un mercado tan saturado como el de los juegos, me rebate con lo siguiente: “…La ventaja de los videojuegos es que por muy saturado que esté el mercado, siempre hay mercado, porque cada juego es único aunque sea un clon de otro juego. Los jugadores buscan continuamente nuevos títulos, ideas frescas. Y precisamente la ventaja de ser un grupo pequeño e independiente es que nos podemos permitir experimentar un poco, probar cosas raras. Si no funcionan, pues hemos aprendido mucho por el camino. Y si algún día suena la flauta y resulta que una es un éxito, ¡magnífico!…“. No hay nada más que añadir, lo tienen muy claro.

De momento no se pueden quejar, entre otros, tienen encargos de Estados Unidos (del viaje a Silicon Valley vinieron con “tarea” pendiente), están “cocinando” varios juegos, siguen probando nuevas ideas y apenas tienen tiempo para aburrirse.  Se dirigen a un mercado global y por ello el inglés es su idioma principal. Tanto en su Twitter como en su Facebook hablan exclusivamente en inglés, ¡sí señor, como tiene que ser!.

Sus juegos y sus creaciones tienen algo distinto, no se lo que es, pero al verlos te das cuenta de que se sale de lo común, y eso me gusta.  No me extraña que que no paren de trabajar, al final la mejor tarjeta de presentación de uno mismo es su trabajo y el de estos chicos es de sobresaliente, ¡y los tenemos aquí al lado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *