7 verdades verdaderas del primer día en Hack For Good LPGC

H4G

Ya son casi las doce de la noche del primer día de Hack For Good Las Palmas de Gran Canaria 2013. La sesión terminó a las diez, pero llevábamos desde las cuatro de la tarde concentrados en el evento.

A estas horas, con esta luz y visto lo visto, sólo puedo sacar estas 7 verdades verdaderas del primer día en H4G:

  1. Los informáticos seguimos siendo iguales. Hace quince años que terminé la carrera de informática, y hoy me encuentro con más de una decena de informáticos en el evento. Seguimos siendo tipos con pinta rara, de naturaleza tímida, extrovertidos entre colegas de la misma rama y extremadamente reservados con desconocidos. Hay cosas que no cambian con los años.
  2. El mundo del diseño es más grande de lo que pensaba. Hasta hace tres semanas no sabía que en Gran Canaria había tanta gente dedicada al diseño. ¡Dios mío, son legión y van a dominar el mundo!, si no lo están haciendo ya. Yo pensaba que si dabas una patada a una piedra salían 100 informáticos pero además veo que detrás de ellos salen 90 diseñadores.
  3. Por mucho que planifiques, al final la gente hace lo que le da la gana. En la sesión habíamos preparado una hoja con todos los retos que se habían volcado en la web. A la hora de la verdad, de los seis proyectos que están en marcha, sólo uno de ellos había sido registrado previamente. El resto han surgido sobre la marcha en el día de hoy. ¡Viva la iniciativa de los participantes!
  4. Da igual las plazas que tengas, cuenta que viene sólo un 60% de los inscritos. Pasa en todos los eventos. Pones un número de plazas previstas, ves que están todas confirmadas, pero al final aparece un porcentaje mucho menor. Eso no es malo, y de hecho creo que es hasta beneficioso, se han configurado unos grupos muy chulos.
  5. Desvirtualizas a contactos de redes sociales y parece que los conoces desde hace mucho tiempo. Me ha pasado varias veces en estas últimas semanas, he conocido personalmente a “peña” que seguía solamente en una red social (Twitter, Facebook, LinkedIn) y me da la impresión de haberlas tratado hace años. Igual va a ser verdad que esto de las redes sociales tampoco es tan malo como lo pintan.
  6. Las charlas inspiracionales están muy bien al principio, pero la gente lo que quiere es marcha. Tuvimos dos horitas de charlas inspiradoras al comienzo de la sesión, todas ellas muy bien llevadas por personas que sabían mucho de sus temas, pero al final, lo que la gente quería era empezar con los retos ¡Para eso hemos venido!
  7. En el momento más inesperado, aparece una chocolatina TIRMA delante de tí.  No lo comento porque haya sido yo el encargado de repartirlas por todos los grupos, pero cuando ya llevas un par de horas reunido con tu grupo ¿a que sienta muy bien que te ofrezcan una chocolatina TIRMA que te permita cargar tu cuerpo de azúcar y seguir pensando con más claridad?  Pues eso, ¡me supo!

Mañana (HOY) nos espera otro día, EL DÍA. Hoy hay que darlo todo.  Veremos como llegamos esta noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *