¡Mamá, de mayor quiero ser como Dársenas, el tesorero corrupto!

Darsenas-tesorero-corruptoUn hombre entrado en años, canosillo pero con un pelo estupendo (¡quien lo pillara!), con la sonrisa que tienen esas personas que creen estar «un poco por encima«, con un aspecto siempre impecable, afeitado, traje, zapatos y corbata de los buenos y millones euros por repartir. Ya saben, la generosidad española es tremenda y hay empresas y particulares que, sin ninguna contraprestación (eso se llama altruismo ¿no?) deciden donar parte de su dinero a financiar formaciones políticas para que no tengan que estar pasando necesidades.

Dársenas tiene aspecto de controlar, él sabe lo que se hace. Lleva mucho tiempo que está aquí y siempre ha hecho lo mismo. Un sobre por aquí, otro por allá. Que si fírmame este recibo. Que si te apunto en esta libreta. Que si hago unas rayitas. Que si sumo y resto. Que si solo te pongo las iniciales, no vaya a ser que alguien sepa el nombre completo.  Total, ¿que son? ¿10, 20, 30, 100 millones de nada? ¡Más se perdió en Cuba!

Pero nadie dijo que fuese fácil. Ponte en la piel de Dársenas, el tesorero corrupto y lo comprobarás. Es un juego, como la vida misma. Para Android y para iOS. Creado desde Tenerife por los chicos de 4Dtres Animation Studio (#somosmarcaazul), con Marcos Martín Muñoz al frente.  Ya se ha hablado mucho de ellos en las últimas semanas y no quiero repetirme. Han salido en medios nacionales y locales, en prensa, radio y televisión, un tour completito que les ha hecho tener varias decenas de miles de descargas, un éxito que estoy seguro no se esperaban ni por asomo.

Entro en el juego y me siento poderoso. Yo en mi esquina de la mesa, larga, muy larga. Con un buen puro en la boca y una copa de brandy en la otra. Sonriendo. Espero a mis «clientes» y trato de atenderles como puedo. Llegan, esperan un rato y si no les atiendo se van enfadados. Ustedes no pueden verles las caras pero yo sí, yo se perfectamente quienes son todos ellos (y ellas).  Sobres blancos, azules y violetas, cada uno con una cantidad distinta, que en esto de la corrupción también hay clases.

Pero no es nada fácil. Me ponen una cuenta atrás. Tiro los sobres y no me llegan, o se me pasan. ¿Qué le han puesto a la mesa, Pronto? Sobres que se caen y se pierden irremediablemente, otros que los cojo a tiempo para recuperarlos.  He pasado varias fases y he acumulado unos ahorrillos en Suiza, pero es el «chocolate del loro«.  Yo quiero MÁS. Lo seguiré intentando. Esto no puede quedar así. Seguro que con unos años de experiencia la cosa va más fluida. ¿Qué voy a hacer con 100.000 euros en Suiza? Sería un paria. ¡Mamá, no te preocupes, seguiré practicando, ya verás lo orgulloso que vas a estar de mí! 

Un comentario sobre “¡Mamá, de mayor quiero ser como Dársenas, el tesorero corrupto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *