Entrevista a Kilian Barrera, CEO de Welovroi (primera parte)

Kilian Barrera - Welovroi - Marketing digital289 días, 6.936 horas o 416.160 minutos, poco más o menos, es lo que he tardado en conseguir esta entrevista. Por aquel entonces yo empezaba con el blog grancanariaTIC.com (hoy ya no existe, por cierto, el dominio está libre desde hace unos días). Por esas fechas, Welovroi hacía unos pocos meses que había sido el ganador del premio Emprendedor XXI de La Caixa en Canarias en 2012, y Kilian Barrera, la cara visible de Welovroi era un contacto en común con otros contactos profesionales de Gran Canaria, así que me decidí a escribirle para que me contara un poco más de él y de su proyecto.

Pero el tiempo pasó y Welovroi siguió su curso, y yo seguí el mío. Insistía cada dos o tres meses. Kilian siempre respondía con buenas palabras, pero el trabajo lo absorbía por completo. Yo le solté una ráfaga de preguntas que necesitaban dedicación para ser respondidas. Pero el que siembra, siempre recoge. El pasado 12 de junio, Kilian Barrera respondió a mi correo. Al día siguiente íbamos a conocernos en persona en Las Palmas de Gran Canaria.

La espera ha valido la pena, conocer a Kilian, aunque sea por unas pocas horas, ha sido una gran experiencia. Tenía la sensación de estar ante alguien del que podría decir, «…joder, yo conocí a ese tío un día…» cuando lo viera en la tele, no se si en Silicon Valley, en Berlín o en Londres, pero seguro que entre los grandes. Su aspecto desaliñado «calculado«, su sonrisa, su sinceridad, su cercanía y su pasión al contar lo que hace «te llevan al huerto«.

Reproduzco a continuación la primera parte de la entrevista que le hice. En mi defensa debo decir que es la primera entrevista que publico como tal y mi forma de hacer las preguntas seguro que no es la más adecuada, pero yo también sigo en constante aprendizaje. Es larga, por eso la divido en dos entradas, como capítulos de un libro que está empezando a escribirse:

Lucas Ferrera: ¿Dónde naciste y cuándo?

Kilian Barrera: Una madrugada del 21 de septiembre de 1980, en Las Palmas de Gran Canaria. Creo que me ha marcado la hora. Es por la noche, de madrugada, cuando más a gusto trabajo.

L.F.: ¿Qué me dices de ti? ¿Qué estudiaste? ¿Ingeniería Informática como yo (¡vaya error en mi caso!)? ¿Cuándo terminaste? ¿Has sido autodidacta?

K.B.: Pues en contra de mi familia y mis amigos decidí no hacer la selectividad y meterme en un modulo superior de administración de sistemas informáticos, para mas que nada, tener un papel con un título. No había, ni sigue habiendo, una carrera que me apeteciera dedicarle más de 4 años de mi vida a tiempo completo.

Tenía bastante claro desde el Instituto que ser autodidacta era el mejor camino para aprender lo que me apasionaba, el diseño 3D, multimedia y posteriormente todo lo relacionado con Internet.

Curiosamente, lo poco que te enseñan en ese módulo superior sobre programación en C me sirvió como base para empezar a realizar las primeras webs en PHP y MySQL o en Actionscript de Flash. Era un programador nefasto pero conseguía hacer que las cosas funcionaran. Eso fue hace ya más de 10 años y parece que fue ayer cuando me pasaba un fin de semana entero con la cabeza metida en la pantalla mezclando Flash con vídeos 3D para un CD Multimedia o haciendo un backend en PHP y MySQL para una tienda de perfumes.

L.F.: Te conozco de otros proyectos como BitEstudio y BITzen, pero me da la impresión de que son proyectos aparcados ahora mismo ¿o no?

K.B.: Efectivamente están «aparcados». BITzen sigue teniendo unas 3000 visitas mensuales con unos pocos usuarios de pago y la gran mayoría gratuitos. No lo cerraremos porque tenemos un plan bastante loco y que atacaremos cuando Welovroi no nos absorba el 200% de nuestro tiempo. Siempre he necesitado tener otras distracciones profesionales para no aburrirme creativamente.

Por el lado de BitEstudio, si hemos cerrado la puerta para dar servicio a terceros, pero no como laboratorio tecnológico. El año pasado hemos lanzado un proyecto, SocialTouch junto a nuestro amigo Fernando Rodriguez Pino de Altera Interactivos, aunque esto es otra historia…

L.F.: ¿Cómo es eso de montar una empresa con otro colega? ¿Mucho trabajo y poca pasta al principio? ¿Y ahora qué tal? ¿Cuántos tienes en plantilla? ¿Se sobrevive en estos tiempos? ¿Han notado la crisis?

K.B.: Que puedo decir, mi socio Alejandro (@alejandrogq), es mi hermano, un amigo y un cómplice. Nos conocemos desde el Instituto y en los últimos 3 años vivimos la mejor época profesional como socios y dupla creativa-tecnológica. Sin él sería como perder la mitad de mi alma profesional. Ahora estamos a un nivel de coordinación y comprensión mutua que como le decía el otro día por Skype… «-Tengo ganas de discutir contigo y es imposible, siempre llegamos a un termino medio en todo.». Ambos sabemos que lo más importante es el proyecto, a expensas de los egos. Esto nos lleva a un nivel de compenetración y agilidad que nos centra para dar lo máximo.

Los años y la experiencia te hacen darte cuenta que ser una gran programador conlleva una capacidad mental y concentración que no está al alcance de todos. Para mi son artistas. Sin él creo que me dedicaría ahora mismo a ser cocinero… no lo sé. Si sé, que me siento muy afortunado de que sigamos uno al lado del otro remando juntos por un objetivo compartido y marcado a fuego como es Welovroi.

Los comienzos para ambos fueron muy duros. Con 21 y 22 años, hace 10 años y sin experiencia empresarial, encadenamos todos los errores típicos. Desde clientes que no pagan, proyectos mal presupuestados, etc… pero nunca dejamos de intentar hacer cada proyecto mejor de lo que sabíamos. Siempre evolucionamos profesionalmente y nos exigíamos más. Él es el realista y yo el optimista. Y ahora recordando todos esos puntos pasados, sonrío por la cantidad de causalidades que nos ha llevado a tener entre manos un proyecto tan increíble como Welovroi.

Ahora mismo somos 5 personas, mi socio Alejandro (CTO), Rubén Santamaría e Ignacio Aliende dos Seniors Developers que son unos cracks con muchísimo talento, y Roberto Rodriguez que se encarga sin descanso de la Comunicación, Marketing y Soporte.

Sobre la crísis a estas alturas ya no tiene sentido hablar. Solo vale actuar y tirar adelante trabajando y ser más ingeniosos.

L.F.: ¿El premio Emprendedor XXI de La Caixa sirvió para algo? Supongo que te daría contactos.

K.B.: Desde luego que si, vino muy bien el premio para pagar a los abogados en Madrid que nos hicieron todo la documentación legal que necesitábamos en Welovroi.

Por otro lado el viaje a San Francisco me aclaró muchísimas ideas y a poner todo en contexto. No es todo tan idílico como lo pintan y hay que hacer las cosas muy bien antes para dar el salto. Por otro lado, si tienes 20 años y hablas inglés no dudaría en cruzar el charco o irme a Londres.

Y si, efectivamente, conoces a mucha gente importante que te aportan al proyecto como otros emprendedores con los que compartes las mismas inquietudes a pesar de estar en sectores diferentes. Luego a nivel profesional, también consigues algunas conexiones muy valiosas para reservarlas en Linkedin.

L.F.: Se que además les dieron un ENISA con 60.000 euros, a devolver ¿no? ¿Se puede tirar mucho con eso?

K.B.: Pues desde luego que si, aquí en Canarias y controlando los gastos ayudan muchísimo a lanzar y madurar un producto. Lo recomiendo a cualquier emprendedor porque la velocidad en responder y el trato que tendan es muy bueno. Están haciendo un trabajo fantástico apoyando a crear un tejido emprendedor tecnológico y de startups que luego se pueden aprovechar otros Fondos de Inversión o Business Angels. Aquí en Canarias deberían tomar ejemplo.

Y dejo como nota que nosotros también hemos entrado en la ZEC (Zona Especial Canaria). El beneficio fiscal es fantástico y se puede justificar la inversión en desarrollo como Pasivo Intangible, con lo que cualquier startup puede acogerse a sus condiciones de entrada.

Y hasta aquí puedo escribir, queda la segunda parte, donde ya hablamos de Welovroi, ¿te la vas a perder?

4 comentarios sobre “Entrevista a Kilian Barrera, CEO de Welovroi (primera parte)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *