Categorías
Apps Herramientas

Kinder360, la app que todo padre quiere en la escuela infantil de sus hijos

Y toda madre, por supuesto. Si aún no eres padre ni madre lo que te voy a contar igual te suena un poco a chino, probablemente cuando lo seas, tener una app como Kinder360 será de lo más normal. Si vas a tener hijos dentro de poco, vete preparando tu smartphone para cuando lo tengas que dejar en la escuela infantil.

De toda la vida, las escuelas infantiles han usado libretas en papel como medio de comunicación entre el centro y los padres. Muchas veces en las entradas y salidas de los niños no hay tiempo para comentar los detalles, por eso se usaban unas libretas (¡muy monas, eso sí!) donde los educadores de tus hijos apuntaban el día a día del niño. Si dormía, si iba al baño, si comía y cómo comía, alguna nota adicional para los padres, etc.  Una idea tan sencilla como esta no debía ser complicada de llevarla al mundo del móvil. Y así fue.

La Escuela Infantil Pizquito fue pionera en Las Palmas de Gran Canaria en el uso de un sistema móvil de comunicación entre el centro y los padres. Inicialmente un sistema basado en navegador, donde el centro volcaba los datos personalizados de los niños.  Los padres, con un usuario y contraseña, podían ver la evolución de sus hijos durante el día. Los artífices de este sistema fueron Javier Peña, Joaquín Ocón y José Lopez (con Carlos Bethencourt como socio estratégico), o lo que es lo mismo, Team & Talent Technologies, una empresa canaria de desarrollo de soluciones móviles que ha dado con un producto con un nicho de mercado muy claro, los padres preocupados por la evolución de sus hijos en la escuela infantil.  La experiencia de Pizquito les sirvió para, en septiembre de 2013, lanzar el producto independiente que es Kinder360.  Como dice Javier, con el uso de la app «lo que antes tardaban varios minutos en completar, ahora lo hacen en segundos«, refiriéndose al trabajo del equipo educativo.

Yo también he tenido hijos en escuelas infantiles y siempre te gusta saber cómo va (sobre todo cuando los tienes que dejar muchas horas), y si tienes que esperar por la libretita entonces te comes más el coco.   Porque seamos claros, este sistema no está hecho para las escuelas infantiles (aunque sean ellas quienes lo compren), esto está hecho por y para los padres y madres.  Hoy en día, una app de este tipo es un must en cualquier escuela infantil.

Kinder360 está formada por tres módulos bien diferenciados: una web, una app para las escuelas y una app para los padres.

La web

La escuela infantil cuenta con su parte privada donde puede dar de alta toda la información básica del centro, las clases, el equipo educativo, los niños (asignándolos a una clase), y la asignación de los niños con los padres (a través  de un correo electrónico).  Desde la web, pensada para el nivel directivo o gerencial, la escuela infantil también puede rellenar el menú de las dos próximas semanas y enviar comunicados a toda la escuela o a unos grupos determinados. He podido manejar la web con un usuario de prueba y no puede ser más sencilla. Imposible perderse.

La app de la escuela

El día a día en la escuela ya es otra cosa. Aquí no vale una web. Para ello Kinder360 tiene una app específica para las escuelas infantiles, llamada Kinder360 for Schools, pensada para que sea usada por el equipo educativo. Es una app para Android que puede ser ejecutada en smartphones o en tabletas de pequeño tamaño. Una app que se vincula a la escuela infantil mediante un código de verificación y que permite ver toda la información que se ha introducido desde la web. Esta es la app que necesitan los cuidadores en su día a día, con dos o tres clicks registran toda la información del niño, minuto a minuto, cuándo entra, cuándo sale, cuándo come, cómo come, cuándo hace pis o caca (y cómo lo ha hecho), cuándo duerme, cuándo se despierta. Los cuidadores pueden poner pequeñas notas para los padres. También me he puesto en la piel de un cuidador, y aunque yo sea un usuario avanzado, estoy convencido de que la app ha sido diseñada para que se entienda sin ningún manual, pocas opciones y muy claras, iconos y botones grandes. En un par de minutos entiendes como funciona y la manejas a las mil maravillas. Esta va a ser la herramienta del día a día en la escuela.  Puedes plantear poner una tablet a la entrada de los baños, por ejemplo, o a la entrada del comedor. Puedes pensar que cada cuidador tenga una o tener tablets compartidas. La forma en la que se organice la escuela infantil es completamente configurable.

La app de los padres

Aquí está la joya de la corona. ¿Qué les había dicho? El mayor esfuerzo en Kinder360 se ha hecho en la app de los padres. Claro, es lo que más van a valorar los padres. A ellos (nosotros) las tripas de la aplicación nos dan un poco igual (si es más o menos bonito, va más o menos lento nos es indiferente), lo que nosotros queremos es una app atractiva, donde pueda ver la evolución de mis hijos y que me sirva para comunicarme con la escuela. ¡Y vaya si lo es!. La app de los padres entra por los ojos. El diseño, obra de José López es simplemente brillante. Colores pastel, buena disposición de la información en pantalla (tipo timeline), paneles deslizantes con información secundaria, etc. Desde el mismo momento que el equipo educativo hace una anotación desde su app los padres podemos ver lo que ha escrito. ¡Ha hecho pis! BIEN, ¡Se ha comido todo el almuerzo! SUPER, ¡Se acaba de dormir! GENIAL, (entonces espero para ir a buscarlo un poco más tarde). Todo con iconos y colores tipo semáforo para, de un vistazo, comprobar lo que va bien y lo que no. Lo se, no es como estar a su lado, pero casi. Los padres establecemos una conexión más directa con una app como Kinder360.  Ahora el problema lo tenemos nosotros cuando queremos estar todo el tiempo consultando la última hora, o cuando saltamos con cada notificación, pero tranquilo, que eso también se puede desactivar.  La app de los padres se puede personalizar con la foto de nuestros hijos, e incluso con una foto de portada, una solución muy ingeniosa al estilo de las fotos de portada de las principales redes sociales. Y para rematar, este registro que hace la escuela infantil en el día a día permite componer unas gráficas de control de esfínteres (pis y caca), comida y sueño que son «lo más» para padres que nos encantan los datos y también para que los pediatras que llevan el seguimiento de nuestros hijos vean como evolucionan en estos aspectos.

Más de 100 escuelas infantiles en España, México y otros países de Latinoamérica confían en Kinder360. Más de 5.000 alumnos. Más de 10.000 padres con la app instalada (eso sin contar abuelos y demás familia). Y además, Kinder360 puede ser una app totalmente personalizada para la escuela infantil. ¿Te gustaría que tu escuela infantil tenga una app propia, con tu logo y los colores que te definen? No hay problema, Team & Talent Technologies usa Kinder360 como base y te monta tu propia app, como ya tienen Anita Conrad o Mi Cole de Vegueta.

Padres y madres con niños menores de tres años, pregunten en su escuela infantil por Kinder360, y si no saben lo que es, envíales esta entrada de mi blog. 🙂

 

Categorías
Apps Herramientas

REWI, cuando una retirada a tiempo es una victoria

Para mi blog mantengo una lista (en realidad varias) en Wunderlist con los temas que quiero tratar, ideas que se me ocurren, proyectos que me parecen interesantes, gente con la que he contactado, etc.  Desde hace meses tenía entre los temas pendientes una app creada en Tenerife que me llamaba mucho la atención, se llama REWIREWI es un sistema de fidelización de clientes tipo tarjeta de puntos, pero llevado al mundo móvil. Los clientes de la app son los comercios, a ellos está dirigida, aunque los usuarios finales son los compradores de esos comercios. Cada comercio tiene un código QR en su establecimiento que el cliente debe escanear con cada compra que realice. Esto le hace ir ganando puntos. Estos puntos le hacen ganar premios y obtener descuentos y promociones exclusivas. ¿Qué ganan los comercios? Fidelidad (los puntos son las zanahoria delante del caballo).

Hasta aquí todo muy bien, como idea me parecía «cojonuda«, sencilla (la app es extremadamente fácil de usar). Así que hace unos días me pongo en contacto a través de Facebook y a través de la página y recibo contestación por los dos sitios distintos, y compruebo que no son la misma persona. Así que indagando un poco más veo que quienes me contestan son Adrián y Guany, los creadores de REWI. Y la respuesta que me dieron fue categórica. REWI es un proyecto que ya está cerrado. ¡Ups, he llegado tarde!

Me remiten a su post de despedida (al que se accede desde la barra roja que aparece en la parte superior de su web), donde cuentan las razones del cierre (aunque sigue funcionando para los más de 200 clientes que tienen activos), y amplían la información en otro post donde hablan de su experiencia y detallan las métricas que han hecho que esto acabe así. Las dos entradas no tienen desperdicio. Léanlas con detenimiento. Lo cuentan clarito, clarito. La emoción de tener esa primera idea, los cálculos en papel que lo aguantan todo, el subidón de los primeros clientes, la bajona por ver cómo la cosa se ralentiza, los comercios que sí pero no, la venta telefónica y su éxito inesperado, el aumento de clientes y de ventas mes a mes… pero nada de esto es suficiente. El coste de adquisición de clientes es muy alto y el precio al que se vende el servicio no llega a cubrir costes… lo que empieza con mucha ilusión se da de bruces contra la realidad, los números de verdad son los que mandan, no las estimaciones iniciales que hacían que REWI lo fuera a petar, las métricas reales muestran que la cosa no es sostenible y por tanto toman la decisión de cerrar el chiringuito. Fue bonito mientras duró pero se acabó lo que se daba.

He hablado en mi blog de muchos proyectos, muchos de ellos en estados incipientes (con unos pocos meses de vida). Esta es la primera vez que hablo de un proyecto que cierra y lo pintan tan bien que es imposible no sacar mucha sabiduría de la experiencia de Guany y Adrián. Está claro que cada proyecto es un mundo, y cada persona también, pero echando la vista atrás podría hacer un repaso de proyectos de este estilo que he hablado en mi blog, y si esos proyectos hacen las reflexiones y miden adecuadamente lo que verdaderamente interesa para que la cosa funcione, que aquí se viene a ganar dinero.

De cualquier forma, cosas como estas me cuentan que en Estados Unidos están a la orden del día, y que fracasar en un proyecto sólo es la primera piedra para montar el siguiente. Aquí parece que muchas veces nos empeñamos en mantener un zombi que sólo hace perder dinero en lugar de tomar una decisión valiente e irte con los bártulos a otra parte, pero habiendo aprendido de lo que no (y lo que sí) hiciste bien.  Estoy convencido de que no será la última vez que hable de Adrián y Guany ¿qué próximo proyecto tendrán en mente? Veremos…

 

Categorías
Apps

CityNostra, o cómo convertirte en un mafioso de cuidado

city-nostra-1

Con este tipo de juegos me sale mi verdadero yo. Estoy harto de hacer siempre lo correcto, de parecer un «niño bueno«. Yo de mayor quiero ser gangster. Quiero llevar gabardina y sombrero de ala ancha. Quiero fumarme mis puros, tomarme mi whisky y hacer algún «trabajito» que otro, ya sabes, que si untas a uno por aquí, que si descargas el revolver por allá. Quiero controlar mi mundo, quiero controlar el tuyo.

¡Hola, me llamo Mr. Bald y soy Sottocapo!. Provengo de la famosa familia Ferrara de Sicilia. Llegar hasta donde he llegado no ha sido fácil. Empiezas como un novato cualquiera, te dan tu primera pistola, un fajo de billetes y te sueltan al mundo real. Si quieres ser algo en esta vida tienes que espabilar. Dispara o muere. Empecé por mi barrio. Primero unas pocas calles, después otras más allá. Me muevo un poco más y la mitad de la zona donde vivo es mía. Paso de Asociati a Soldato, luego a Capodecime, día a día voy ganando dinero por los territorios que controlo, ya conoces como va esto, la gente del lugar tiene que pagar para que les pueda proteger (es el Pizzo), cada día gano más pasta. Esto me encanta. Me convierto en Caporegime y después en Consigliere. Con unos cuantos territorios más soy Sottocapo. Me queda un solo peldaño, quiero ser Don. Cuando eres Don tienes el respeto absoluto. Ganas mucho dinero y tienes mucho poder. Tus chicos no se dejan sobornar así como así, y son muy buenos apretando el gatillo.  Tengo más de 23 millones de dólares en mi cuenta y controlo 41 territorios repartidos por Gran Canaria, Galicia y Nueva York.  Estoy en el puesto 129 de todo el mundo. No está mal, pero podría estar mejor. El tipo con más poder es un Don que se hace llamar Godfather y controla más de 4.700 territorios, tratar de arrebatarle algo a ese tipo debe ser una tarea titánica.  Pero aquí estoy yo, con ganas de comerme el mundo.

city-nostra-2

Eso es CityNostra, un juego de conquista de territorios basado en geolocalización. Es obra de The Agile Monkeys, esta empresa canaria de la que ya he hablado en otras entradas (aquí y aquí, entre otras). La cosa es muy sencilla, descarga el juego gratis en tu iPhone (para Android aún no está disponible) y empieza a conquistar territorios, que son parcelas alrededor del punto geográfico donde estés (¿te suena la geolocalización?). El territorio puede estar vacío o puede ser propiedad de algún otro gangster. Si está vacío te costará pasta igualmente, menos, pero tendrás que hacer tu oferta. Si está ocupado tienes dos opciones, o bien tratas de sobornar a los esbirros que cuidan el territorio o bien te enfrentas con ellos en un callejón. Son dos mini-juegos dentro del juego en los que cuenta mucho la suerte y la habilidad a la hora de disparar en el momento adecuado. Mientras tengas dinero todo se arregla, si te disparan tienes un médico que te cura las heridas, pero ya sabes que en la clandestinidad todo es mucho más caro. Cuanto mayor sea el rango de tu oponente más dinero te dejas en cada jugada. Sobornar a los esbirros de un Don puede suponer un buen pellizco a tu cuenta corriente, pero se puede hacer, yo lo he hecho, y no sabes lo bien que sienta.

El juego es idea de Pau Yánez y la ejecución, diseño y programación ha sido obra de The Agile Monkeys. La creatividad ha sido un trabajo compartido por ambas partes. Jaime López, CEO de la empresa canaria me dice que esto es solo una primera versión, un producto mínimo viable que ha sido creado para testear el mercado. No hay modelo de negocio detrás, así de claro, los usuarios irán diciendo por donde camina la cosa. Ya tienen registrados más de 800 gangsters, siendo Barcelona (donde vive Pau), la ciudad donde más actividad delictiva hay. Y es que CityNostra está presente por toda la geografía española, incluido Canarias, por supuesto. Pero la cosa no queda ahí. Sin haber hecho promoción del juego hay mafiosos en Italia, en Reino Unido y en Polonia (hay un Don que está arrasando en ese país). Ciudades como  Montréal, Québec, Miami, Washington, San Francisco, LasVegas, Phoenix o Los Ángeles están viviendo una batalla impresionante. Yo mismo pude comprobar como en Nueva York hay un Don entre la 7th y la 10th (el centro de Times Square y Chelsea Market son territorios míos, de momento)  En México DF, Buenos Aires o Sao Paulo está empezando la lucha por los territorios. En el este la cosa pinta bien, ya hay gente en Japón, China o Filipinas que usan CityNostra a diario. Hasta en Sydney y alrededores corre el dinero de los sobornos y los callejones son cada vez más inseguros.

¿Y tú, donde vives? ¿Te atreves a formar parte de nuestra familia?

Categorías
Apps Herramientas

Ahora es el turno de The Magic Turn

Las colas son un coñazo. Las colas están desfasadas. Las colas están sobrevaloradas. Que si cojo un numerito de color. Que si miro la pantalla de leds rojos y veo que tengo ¡15 números por delante!. Igual me da tiempo a coger el pan de molde y la mermelada, pero ahora parece que va más rápido ¿voy o no voy?. Que si veo a la típica persona que dice «yo es que solo quería una cosa«, ¡no te jode! ¿y yo que me voy a llevar, la tienda entera?, coja su numerito como todos.

¿Les suena? Ahora borren todo y piensen en un «turno mágico«.  Bueno, en realidad no es magia, es ingenio. Adiós al papel continuo de colores con los numeritos, adiós a arrancar dos números del tirón, adiós a no saber donde se encuentra el dichoso cacharro de los números, adiós a las pantallas de leds,… ¡hola a una app!, ¡hola a la gestión de turnos inteligente!.

Jaime Padrón es uno de esos astronautas de PaletExpress que tienen idea locas. The Magic Turn nació en la cabeza de Jaime y se hizo realidad gracias a un crowdfunding casero. Solo bastaba un bote en el que los paletianos y amigos fueran dejando su aportación. Con eso y algo más de esfuerzo personal, Jaime consiguió juntar 12.000 euracos. Lo justo para la versión 1 del producto.  Lleva varios meses de pruebas, de recibir el feedback de los usuarios y justo en estos días acaban de lanzar la versión 2, la que va a ser comercializada. Filosofía lean en estado puro.

The Magic Turn permite disponer de un gestor de colas en la nube. Cualquier local o negocio que necesite tener una cola de espera puede usar The Magic Turn de forma totalmente gratuita. Sólo hace falta tener conexión a Internet, darse de alta en su web y tener una pantalla donde mostrar «el turno«.  Los usuarios necesitamos descargar una app con la que «coger turno«. Sí, sí, cogemos turnos desde la app, antes de llegar al sitio, en casa, o por la calle yendo al local.  Al coger el turno nos dirá cuanto tiempo estimado nos queda para que nos toque el turno y podremos confirmarlo o no (si estás en casa y te va a tocar dentro de 5 minutos igual no te conviene cogerlo, mejor lo intentas más adelante y  lo coges en el camino).

The Magic Turn ya ha despertado el interés de sectores como el bancario, el de grandes superficies y el de parques temáticos. ¿Te imaginas coger turno para el Dragon Kahn de Port Aventura y no hacer cola de una hora?  ¿Te imaginas coger turno un sábado por la tarde en Navidades para comprarte una buena porción de queso majorero mientras sigues llenando el carro?  The Magic Turn te avisará cuando se acerque tu turno.

Y ahora viene lo mejor. Muchos estarán pensando cómo hacer convivir este sistema con el tradicional. Cómo hacer que este sistema no sea exclusivo para gente que esté acostumbrada a la tecnología. Imaginen a la típica señora «de su casa«, que suele hacer la compra a diario, en su tienda de siempre, que está acostumbrada al turno «de toda la vida«, que no usa Facebook ni WhatsApp. No pasa nada… The Magic Turn ha ideado también una «impresora mágica«. Una impresora de tickets en papel, conectada a The Magic Turn que respeta «el turno«.  Es decir, sigue la secuencia de turnos tanto si lo pillas por la app como si lo imprimes en el comercio. ¿No es fabuloso? ¡Problema resuelto!  Que vienes a la tienda y no usas la app, dale al botón y te imprime un número, que estás de camino y tienes la app en tu smartphone, «coge tu turno«, todo ordenado, todo en un mismo sitio, y todo gratis (o casi). La «impresora mágica» sí tendrá un coste para el comercio, pero no se paga nada por usar The Magic Turn. El modelo de negocio se basa en la publicidad, la que haga el propio negocio o la que hagan las marcas.  La misma pantalla que muestra el turno puede estar mostrando esa oferta 3×1 irresistible o puede estar informando que «el próximo domingo abrimos de 10:00 a 22:00«.

El vídeo de Oquio (otros locos de PaletExpress) explica perfectamente cómo funciona:

No se ustedes pero yo estoy viendo el futuro de la colas en TheMagicTurn, y todo ideado en Canarias, por gente con mucho arte y algo de magia.

Categorías
Apps

Guaguapp, todos los horarios de guaguas en tu móvil

GuaguappLo se, me estoy haciendo el remolón con el blog, pero mis nuevas responsabilidades laborales hacen que mi tiempo libre tienda a cero, y vale, no es excusa, la regla número uno si quieres tener un blog, es dedicarle tiempo, y en ello estamos. A veces solo falta que se encienda una pequeña luz para ponerte en marcha. Hoy me encontraba con un estupendo artículo de Francisco Mesa en el que hablaba de dos aplicaciones móviles con mucha coincidencia, y esto ha hecho que recuerde que tenía en el tintero hablar de Guaguapp.

Guaguapp es una idea de Nauzet Plasencia, un Ingeniero en Teleco al que conocí personalmente en el Startup Weekend Gran Canaria (participaba en uno de los equipos que quedó finalista).  Junto a él están Efrén Pérez (Ingeniero en Teleco), Magdalena Dolna (Diseñadora),  Daniel Cárdenes (Responsable de Documentación) y Alexis Dámaso (Community Manager).

Guaguapp es una aplicación para iOS y Android que permite conocer todas las paradas de guaguas de Tenerife (TITSA) y los tiempos de paso por cada una de ellas, en tiempo real.  La idea le surgió a Nauzet por pura necesidad. Él estaba trabajando en una empresa a la que tenía que desplazarse en guagua. Me cuenta que uno de los días estaba tranquilamente en casa «fregando los platos» y tuvo que salir corriendo porque se le iba a escapar la guagua para llegar al trabajo, aún así, cuando llegó a la parada tuvo que esperar más tiempo del que hubiese deseado. En ese momento se le ocurrió ¿y si tuviese una app en mi móvil que me indicara el tiempo que falta para que llegue la guagua a la parada que tengo al lado de casa?  De esa forma podría optimizar mucho más su tiempo personal.  Dicho y hecho (¡ojo!, tampoco fue tan fácil, que todo esto lleva su tiempo).

Los datos de la app se alimentan de un proyecto de datos abiertos (Open Data Canarias) impulsado desde Tenerife en el que instituciones públicas ponen a disposición de todos información de interés. La fiabilidad de la información es extremadamente alta, según Nauzet.  Todas las guaguas de TITSA llevan instalado un GPS que permite conocer su posición en todo momento, esta información es volcada en servidores de la empresa que son consultados en tiempo real por Guaguapp.

La información principal se muestra en el mapa de forma geolocalizada. Tienes de un vistazo todas las paradas de guaguas, y si vas haciendo zoom sobre el mapa te aparecen aún más (hablamos de miles por toda la isla).  Puedes ver las paradas que te quedan más cerca, y si picas sobre una parada te dice las líneas que pasan por ella y el tiempo que falta para que pase la siguiente (o incluso te puede decir que la guagua está en ese momento en la parada (como en la imagen que acompaña a esta entrada).  Como funcionalidades destacadas tiene que detecta automáticamente el idioma del dispositivo ya que la app está disponible (además de en español) en inglés, alemán, italiano, portugués, francés y polaco; y que cuenta con un potente buscador en el que, indicándole un punto de origen y otro de destino, es capaz de decirte el tiempo del recorrido entre los puntos.

No hay modelo de negocio, así de claro lo dice Nauzet. No usan publicidad. Su intención es simplemente (que no es poco), darse a conocer y demostrar que en Canarias se pueden hacer cosas interesantes y muy útiles para los ciudadanos, y encima reutilizando datos. Esto sí que es una colaboración público-privada que beneficia a todos. Tenerife ya ha dado el paso y Lanzarote viene detrás ¿Podremos ver en Gran Canaria algo por el estilo?