Categorías
Entrevistas Otros

Entrevista a Jennifer Vela, CMO de Geosophic (segunda parte)

Geosophic team

Antes de seguir leyendo, primero tienes que haber leído la primera parte de la entrevista a Jennifer Vela, donde hablamos de los comienzos de Geosophic y decimos en unas pocas frases cuál es la esencia de la empresa.

Lucas Ferrera: ¿La inclusión del SDK no puede llegar a «ralentizar» el juego o que suponga una merma en el consumo del aparato (sobre todo cuando es móvil)? 

Jennifer Vela: No necesariamente. Al desarrollar la SDK nuestro objetivo principal es primero mantener una buena experiencia de usuario y segundo minimizar el esfuerzo del desarrollador. Para conseguir ambas cosas ponemos mucho cuidado en los detalles. Por poner unos cuantos ejemplos:

    • Mantenemos el tamaño de la librería pequeño (por debajo de 2.5MB).
    • Todas las llamadas a servidor se hacen en background.
    • Limitamos los momentos en los que ejecutamos código de Geosophic. La librería de Geosophic no se ejecuta todo el tiempo, solamente en instantes puntuales que no afectan al rendimiento del juego, como al iniciar y cerrar y al enviar puntuaciones. 
    • Un fallo en Geosophic no puede causar un fallo en el juego. Sabemos que excepcionalmente pueden haber cosas que se nos escapen, pero si nosotros fallamos esto no debe afectar al resto del juego, por lo que incluimos código defensivo para que la aplicación no reviente.

L.F.: ¿Cual es el modelo de negocio? Veo que tienen una opción FREE. ¿Lo que no es FREE entiendo que será por suscripción mensual? 

J.V.: La funcionalidad principal, que es el sistema de leaderboards localizados, es gratuita, aunque incluye publicidad, lo que nos permite cubrir los costes del servidor. Nuestro objetivo es seguir desarrollando funcionalidades y productos geolocalizados complementarios mucho más avanzados que los desarrolladores podrán incluir a este servicio básico y por los que sí que se cobrará.

L.F.: ¿Cómo consiguen los clientes? Quiero decir, un producto tan específico como este y dirigido al mundo empresarial supongo que no tendrá las vías de marketing tradicionales de poder anunciarse en Facebook, Adwords, o algo por el estilo ¿o sí? 

J.V.: Desde el principio hemos tenido muy claro que el marketing tradicional no era lo más adecuado, por lo que siempre nos hemos decantado por una combinación de marketing social o de contenidos, además de varias acciones destinadas a ir al encuentro de nuestros potenciales clientes y conocerlos directamente. Para el marketing «social», gestionamos varias cuentas en redes sociales como Twitter, Facebook y Youtube, además de participar en foros de desarrolladores y contar con nuestro propio blog y newsletter. En cuanto a las acciones directas, acudimos a aquellos eventos relacionados con aplicaciones y juegos para móviles en los que creemos que tendremos más oportunidades de conocer a desarrolladores. Sin ir más lejos, hace poco nuestro CEO Pablo Valcárcel estuvo en el Gamelab de Barcelona, donde se reunió con varios desarrolladores interesados en Geosophic. Y más recientemente, patrocinamos varios eventos enmarcados dentro de la Tenerife LAN Party, como un hackaton y un torneo de videojuegos móviles que incluía un  leaderboard geolocalizado que creamos especialmente para el evento.

L.F.: ¿Con cuantos clientes cuentan actualmente? ¿Algún cliente «gordo»? ¿De esos de juegos que todos conocemos?

J.V.: Ahora mismo contamos con 47 juegos de un total de 23 desarrolladores, más de 1 millón de usuarios únicos, 20 mil DAUs y 390 MAUs.

En el mundo móvil, a menudo los juegos más conocidos no son los que cuentan con un mayor número de usuarios o descargas. Por ejemplo, contamos con al menos dos juegos que superan el millón de descargas: Run Panda Run, y Beerpong También estamos hablando con algunos desarrolladores europeos importantes, pero no podemos desvelar nada aún.

L.F.: ¿Cuales son los planes de futuro? ¿Cuentan con apoyos económicos de algún tipo, han hecho rondas de inversión o de momento no es necesario?

J.V.: Durante nuestro primer año de vida hemos recibido una inversión total de 50.000 euros procedentes de inversores holandeses y americanos, lo que nos ha permitido continuar desarrollando nuestra plataforma y seguir añadiendo nuevas funcionalidades. Ahora mismo estamos centrados en dos grandes objetivos: Por un lado, hacer que los servicios de geolocalización sean más sociales, pretendemos hacer que cualquier aplicación o juego móvil, pueda ser más «geosocial». Para conseguirlo, estamos trabajando en la conexión y el envío de información desde Geosophic hacia distintas redes sociales como Twitter o Facebook, de manera que los usuarios puedan llevar la experiencia y la emoción más allá de la propia aplicación. De esa manera, ayudaríamos a la retención de los usuarios ya existentes y mejoraríamos su experiencia.
La otra funcionalidad en la que estamos trabajando es un sistema de promoción cruzado entre los distintos juegos que utilicen nuestra plataforma, facilitando así la adquisición de nuevos usuarios.
Tenemos muchas más cosas bajo la manga, pero por ahora estas son las dos grandes cosas que los desarrolladores que utilizan Geosophic consideran mas importantes, y por lo tanto, esas son nuestras prioridades.

Nada más que añadir. Le agradezco enormemente a Jennifer Vela que me haya abierto la puerta de Geosophic y me haya dejado cotillear un poco en su interior.  Con proyectos como estos en Canarias y con la gente que los desarrolla está claro que no tenemos nada que envidiar a ninguna parte del mundo. Esto es TALENTO, y está muy geolocalizado.

Categorías
Entrevistas Otros

Entrevista a Jennifer Vela, CMO de Geosophic (primera parte)

Geosophic team

Geosophic es una de las tres empresas que yo consideraba con un futuro más prometedor, y la última de la que me faltaba por escribir en el blog (de las otras dos ya he hablado).  Después de que Pablo Valcárcel, el CEO de Geosophic, me remitiera a Jennifer Vela (Chief Marketing Officer), he estado detrás de ella unos cuantos meses para conseguir esta entrevista.  Incluso nos pudimos conocer en persona hace unas semanas en Gran Canaria, y tampoco tuvimos mucho tiempo para hablar. Pero al final, el que la sigue la consigue.  ¿Quieres saber más acerca de Geosophic? Aqui va la primera parte de la entrevista:

Lucas Ferrera: Empecé a conocer Geosophic cuando sonó este nombre en Startupbootcamp con Feudalsquare, pero veo que el proyecto no continuó adelante, ¿por qué? 

Jennifer Vela: Feudalsquare fue un proyecto que empezamos con muchísima ilusión y nos permitió entrar en programas como LinktoStart de la Fundación INLEA (donde quedamos finalistas en el 2011) y luego en la aceleradora europea Startupbootcamp (donde fuimos seleccionados entre más de 400 candidatos). La verdad es que nos encantaría continuar con el proyecto, pero somos conscientes de que nos falta experiencia en el desarrollo de videojuegos móviles y ahora mismo necesitamos orientar todas nuestras energías en aquello que sí es nuestra especialidad. Sin embargo, no descartamos volver a retomar el proyecto algún día, quizás en colaboración con alguno de los estudios de desarrollo que ya utilizan Geosophic.

L.F.: Además, tengo entendido que en el Startupbootcamp les cambiaron totalmente la concepción del proyecto. Fueron con Feudalsquare y les recomendaron reorientar la idea.

J.V.: La verdad es que fue todo un mazazo para todo el equipo cuando, nada más comenzar el programa, todos los mentores coincidieron en afirmar que podíamos hacer algo todavía mucho más grande, potente y novedoso que Feudalsquare y que debíamos aprovechar nuestro potencial como equipo para pivotar y sacar adelante la idea durante los tres meses que duraba el programa. Fue un reto complicadísimo, ya que, a diferencia del resto de equipos que habían entrado en el programa y que contaban con un proyecto que solo tenían que refinar, nosotros tuvimos que partir completamente de cero: Nuevo producto, nuevo enfoque, nuevo modelo de negocio, nuevo nombre, nueva imagen corporativa… Le pusimos mucho valor, muchas horas, mucha pasión, y lo conseguimos. Por supuesto, también fue clave la ayuda de todos los mentores que nos fueron ayudando en cada una de las fases del programa.

L.F.: ¿Cuántos son en Geosophic y cuándo fue fundada?

J.V.: La empresa se constituyó en junio del 2012, así que hace poco hemos cumplido nuestro primer año. Geosophic cuenta con 5 socios fundadores canarios (1 de Tenerife, 1 de Lanzarote, 1 de Fuerteventura, y 2 de Gran Canaria), que es el mismo equipo de fundó Feudalsquare. Además de los 5 socios, contamos con varios mentores que también tienen una pequeña parte de las acciones y nos ayudan con su experiencia y contactos; entre ellos están Robert Bol (holandés afincado en Tenerife, experto en la industria del videojuego, y el primero que creyó en nuestro proyecto); Nast Marrero (canario afincado en Madrid, profesor en la IE Business School); y John Kim (norteamericano experto en desarrollo y expansión internacional en la industria del videojuego móvil).

En la foto, el de la izquierda del todo es Robert Bol, y el equipo Geosophic, de izquierda a derecha y de arriba a abajo, Pablo Valcárcel, Yeray Callero, Tanausú Cerdeña, Jennifer Vela y Yurena García-Hevia.

L.F.: ¿Físicamente están en las islas? 

J.V.: Antes de entrar en el Startupbootcamp, el equipo residía en Tenerife y Gran Canaria. Sin embargo, una de las condiciones del programa requería que parte del equipo se trasladara a Ámsterdam. 4 de los 5 miembros fueron entonces a esta ciudad. Ahora que el programa ha terminado, estamos decidiendo cuál será el lugar idóneo para establecernos de manera definitiva.

L.F.: Para que todos lo entendamos. ¿Qué hace Geosophic?

J.V.: Hay muchas empresas que crean aplicaciones móviles y juegos para todo tipo de plataformas (iOS, Android, Blackberry…). Geosophic ofrece una plataforma de servicios geolocalizados que permiten mejorar la adquisición y retención de los usuario de estas aplicaciones. Para ello, ofrecemos funcionalidades como los leaderboards geolocalizados, gracias a los cuales es posible conocer el comportamiento y la localización de los usuarios de estas aplicaciones para que, con esta información los creadores de juegos hagan lo que necesiten. Nosotros les ofrecemos la información (localización, KPI’s como MAU, DAU..) y ellos la utilizan para lo que quieran.

Geosophic ofrece una librería para iOS, Android y Unity3d para integrarlo en los juegos. Esa librería es la que se encarga de recopilar toda la información del comportamiento del usuario del juego y almacenarla en vuestros servidores.

Nuestro cliente final, los creadores de aplicaciones y juegos móviles, acceden a nuestra plataforma para ver toda la información que se recopila y hacer cualquier acción con ella.

Nos definimos como la alternativa al Game Center de Apple pero geolocalizado y multiplataforma, lo que nos da una ventaja competitiva enorme con respecto a Apple.

Y hasta aquí puedo leer, dejamos para la siguiente entrada del blog conocer más las tripas de Geosophic (¡no te la pierdas!).

Categorías
Entrevistas Herramientas Personas

Entrevista a Kilian Barrera, CEO de Welovroi (segunda parte)

Kilian Barrera - Welovroi

Para leer esta entrada tienes que haber pasado antes por la Entrevista a Kilian Barrera, CEO de Welovroi (primera parte).

Les recuerdo que Kilian vive y trabaja en Madrid, mientras que su equipo se encuentra en Las Palmas de Gran Canaria.

Lucas Ferrera: ¿Qué tal la experiencia por Madrid? ¿Cuéntame un poco como es ese mundillo? ¿Muchas reuniones? ¿Mucho tratar de convencer a gente? ¿Están asesorados por alguien en la materia? porque debe haber mucho tiburón suelto por ahí…

Kilian Barrera: Todo esta resultando mejor de lo que esperaba pero más lento de lo necesario. El poder tener reuniones con directores de marketing de grandes compañías y ver sus caras de sorpresa cuando me escuchan mi acento canario y descubren Welovroi no tiene precio. Profesionalmente es una experiencia donde te obligas a mejorar cada día. Es no parar de intentar mejorar tu comunicación, el producto y la estrategia de marketing.

Lo que hemos descubierto es que tenemos que hacer un trabajo mucho mayor en formación y ser más didácticos. El sector esta comenzando ahora a aprender a medir, a saber que son los KPIs, como analizar los datos, el descubrir la relación entré métricas y sobre todo a marcarse objetivos en cada una de las campañas de publicidad online. Es un pequeño escollo aquí pero que intentamos saltarlo empezando a vender ya en el extranjero.

Siempre hemos tenido muy claro en hacer de Welovroi una herramienta estándar para la industria del marketing digital. Lógicamente este sueño que se está haciendo realidad poco a poco no iba a ser posible haciendolo nosotros solos. Por eso tenemos unos socios y advisors del sector del marketing que nos aportan sus consejos y la visión que tienen sobre Welovroi y el futuro. Esto está siendo decisivo junto a todo el feedback recibido por los usuarios de la herramienta. Al final nosotros validamos hipótesis y vamos viendo que es lo que mejor funciona para seguir creciendo.

L.F.: ¿Como ves el feedback sobre Welovroi? ¿Se puede hablar ya de clientes importantes?

K.B.: Nos hemos adelantado dos años al mercado, eso nos dicen. Así que ahora mismo los usuarios que están encantados con Welovroi son los que entienden que para trabajar bien en Internet hay que medirlo todo, analizarlo y luego tomar decisiones. Estamos cambiando la forma de trabajar de muchos profesionales. Pasan de estar delante de un Excel a una aplicación de marketing intelligence que les anticipa los resultados para cada objetivo (KPI) que se marcan en su estrategia digital.

Lo estamos haciendo de forma transparente y cercana, de la mano de nuestros usuarios, de nuestros ROI-Lovers, como nos gusta llamarlos. Así que estamos consiguiendo un feedback increíble de todas partes del mundo y que nos permite trabajar más duro y más intensamente.

Ahora estamos cerrando contratos comerciales con muchos usuarios, pero de momento podemos decir que Welovroi lo está usando empresas como KIA o agencias como Ogilvy España. Y evidentemente también empresas canarias como Santana Cazorla, agencias como Kinewa o Mockups y startups como Videolean.

L.F.: ¿Crees que han dado con un buen producto? ¿Han sabido sacar algo en el momento adecuado? ¿Han buscado un nicho de negocio sin explotar o poco explotado?

K.B.: Si no creyéramos y sintiéramos que estamos construyendo un gran producto y pretendiendo hacer una ejecución excelente en el momento adecuado, significaría que no tendría sentido absolutamente nada de lo que estamos haciendo. Evidentemente no todo sale como nos gustaría, pero estamos dando el 200% para tener un gran producto.

Nuestro target es el nicho de marketers que actualmente tienen un gran dolor. Como monitorizar y evaluar rápidamente todo su marketing digital para tomar decisiones y mejorar su retorno de la inversión sin morir en el intento. Welovroi es la aspirina que les da soluciones para mejorar la toma de decisiones y el ROI. Desde una startups, un consultor, una pyme o una empresa multinacional, les damos respuestas a todos y con precios adaptados a cada nivel de cliente.

El marketing digital en los últimos años está desarrollandose y madurando a una gran velocidad. Si años pasados era el de las herramientas de gestión de redes sociales, monitorización, este año lo está siendo de la semántica, video marketing y el marketing mobile.

En estos años, las herramientas que han surgido son para resolver la táctica de la ejecución y hoy Welovroi nace para responder a la estrategia del director de marketing. Este es el momento porque nuestros usuarios nos están exigiendo que le demos nuevas funcionalidad encaminadas a la estrategia. No quieren salir de la herramienta y eso nos demuestra claramente que algo estamos haciendo bien.

Desde los inicios la visión que teníamos en Welovroi es la de querer jugar un papel muy importante en el futuro del marketing digital y creo que tenemos los cimientos para conseguirlo.

L.F.: ¿No tienes miedo a la competencia? Supongo que debe ser inevitable que les copien ¿no? ¿Y si lo hacen que pasa? La idea será conseguir una buena base de clientes.

K.B.: Nunca hay que tener miedo a la competencia, sólo respeto. El mercado es tan grande y virgen que lo mejor que podría pasar es que nacieran más herramientas. Hay que formar a muchos marketers y sería estupendo tener más competencia ayudando.

Algo está surgiendo en USA pero con enfoques y targets muy diferentes al nuestro. Lo mejor de tener competencia es que aprenderemos unos de otros y finalmente sólo podrán quedar unos pocos. Y en este sentido, sería un sueño si llegamos a conseguir que nos copien. Será una gran señal de que vamos por buen camino y vamos en primeras posiciones.

El Welovroi de hoy no tiene nada que ver con lo que será dentro de seis meses, un año o dos. Tenemos tantas grandes ideas que serán parte de la formula con la que nos defendernos de la competencia cuando llegue.

L.F.: ¿Tienen previsiones de financiación a corto o medio plazo? ¿Tienen previsiones de facturación?

K.B.: Desde hace bastante tiempo creo firmemente que hablar de cifras, rondas de inversiones, etc. para «presumir» de lo «guay» que somos como emprendedores es un error estratégico de empresa. Lo importante es el proyecto, es Welovroi, no los fundadores, advisors o inversores.

Cómo es lógico, somos una startup que empezamos a crecer y vamos a procurar tomar las mejores decisiones para el proyecto, el equipo y socios. Así que todos los caminos son posibles, desde el bootstraping, financiación privada, pública o crowdfunding. Nunca se sabe cual es la mejor solución. Pero la única verdad es que siempre hay que vender y vender lo más posible y lo más rápido posible.

L.F.: Entiendo que el modelo de negocio será por suscripción, con distintos planes ¿no? Creo que en alguna entrevista tuya ya hablas de distintos precios.

K.B.: El modelo de negocio lo teníamos claro, pero lo que ha sido un dolor, no, lo siguiente, es diseñar los planes y precios. Cada vez que llegábamos a algo razonable al día siguiente lo cambiábamos o por el feedback de algunos clientes o porque la almohada nos inspiraba con otro enfoque.

Hemos pasado de simplificarlos a la mínima expresión, complicarlo hasta unos límites inmanejables para volver a unos términos de simplificación que creemos son la base para empezar a valorar la respuesta del mercado.

Hace pocos días hemos puesto en nuestra web los planes y precios, y se puede ver que desde $19/mes (Plan Light) se puede disfrutar de Welovroi de forma limitada si sólo necesitas Facebook, Twitter y Google Analytics en tu día a día.

Pero si quieres disfrutar de toda la potencia de Welovroi y eres una empresa de menos de 10 empleados podrás hacerlo desde $49/mes por proyecto. Por cada proyecto podrás instalar o conectar hasta 20 aplicaciones, 40 aplicaciones de benchmark y disfrutar de ilimitados dashboards, informes o campañas con sus objetivos.

L.F.: ¿Y si viene «mañana» un grande y les hace una oferta medio «indecente»? ¿Picarías?

K.B.: Habría que ver cuanto de indecente sería, pero como tenemos tan claros nuestros objetivos de aquí a los próximos dos o tres años, que resultaría casi imposible decir que sí. Creemos mucho en nuestro trabajo y tenemos muy claro a donde queremos llegar.

Para que me entiendan mejor y buscando un símil. En los concursos de la televisión donde el concursante debe decidir entre coger el dinero fácil o seguir jugando por el gran premio, yo soy de los que siempre decido seguir jugando.

Y hasta aquí la entrevista. Estoy convencido de que no será la última vez que hable de Welovroi, ¿y ustedes?

Categorías
Entrevistas Herramientas Personas

Entrevista a Kilian Barrera, CEO de Welovroi (primera parte)

Kilian Barrera - Welovroi - Marketing digital289 días, 6.936 horas o 416.160 minutos, poco más o menos, es lo que he tardado en conseguir esta entrevista. Por aquel entonces yo empezaba con el blog grancanariaTIC.com (hoy ya no existe, por cierto, el dominio está libre desde hace unos días). Por esas fechas, Welovroi hacía unos pocos meses que había sido el ganador del premio Emprendedor XXI de La Caixa en Canarias en 2012, y Kilian Barrera, la cara visible de Welovroi era un contacto en común con otros contactos profesionales de Gran Canaria, así que me decidí a escribirle para que me contara un poco más de él y de su proyecto.

Pero el tiempo pasó y Welovroi siguió su curso, y yo seguí el mío. Insistía cada dos o tres meses. Kilian siempre respondía con buenas palabras, pero el trabajo lo absorbía por completo. Yo le solté una ráfaga de preguntas que necesitaban dedicación para ser respondidas. Pero el que siembra, siempre recoge. El pasado 12 de junio, Kilian Barrera respondió a mi correo. Al día siguiente íbamos a conocernos en persona en Las Palmas de Gran Canaria.

La espera ha valido la pena, conocer a Kilian, aunque sea por unas pocas horas, ha sido una gran experiencia. Tenía la sensación de estar ante alguien del que podría decir, «…joder, yo conocí a ese tío un día…» cuando lo viera en la tele, no se si en Silicon Valley, en Berlín o en Londres, pero seguro que entre los grandes. Su aspecto desaliñado «calculado«, su sonrisa, su sinceridad, su cercanía y su pasión al contar lo que hace «te llevan al huerto«.

Reproduzco a continuación la primera parte de la entrevista que le hice. En mi defensa debo decir que es la primera entrevista que publico como tal y mi forma de hacer las preguntas seguro que no es la más adecuada, pero yo también sigo en constante aprendizaje. Es larga, por eso la divido en dos entradas, como capítulos de un libro que está empezando a escribirse:

Lucas Ferrera: ¿Dónde naciste y cuándo?

Kilian Barrera: Una madrugada del 21 de septiembre de 1980, en Las Palmas de Gran Canaria. Creo que me ha marcado la hora. Es por la noche, de madrugada, cuando más a gusto trabajo.

L.F.: ¿Qué me dices de ti? ¿Qué estudiaste? ¿Ingeniería Informática como yo (¡vaya error en mi caso!)? ¿Cuándo terminaste? ¿Has sido autodidacta?

K.B.: Pues en contra de mi familia y mis amigos decidí no hacer la selectividad y meterme en un modulo superior de administración de sistemas informáticos, para mas que nada, tener un papel con un título. No había, ni sigue habiendo, una carrera que me apeteciera dedicarle más de 4 años de mi vida a tiempo completo.

Tenía bastante claro desde el Instituto que ser autodidacta era el mejor camino para aprender lo que me apasionaba, el diseño 3D, multimedia y posteriormente todo lo relacionado con Internet.

Curiosamente, lo poco que te enseñan en ese módulo superior sobre programación en C me sirvió como base para empezar a realizar las primeras webs en PHP y MySQL o en Actionscript de Flash. Era un programador nefasto pero conseguía hacer que las cosas funcionaran. Eso fue hace ya más de 10 años y parece que fue ayer cuando me pasaba un fin de semana entero con la cabeza metida en la pantalla mezclando Flash con vídeos 3D para un CD Multimedia o haciendo un backend en PHP y MySQL para una tienda de perfumes.

L.F.: Te conozco de otros proyectos como BitEstudio y BITzen, pero me da la impresión de que son proyectos aparcados ahora mismo ¿o no?

K.B.: Efectivamente están «aparcados». BITzen sigue teniendo unas 3000 visitas mensuales con unos pocos usuarios de pago y la gran mayoría gratuitos. No lo cerraremos porque tenemos un plan bastante loco y que atacaremos cuando Welovroi no nos absorba el 200% de nuestro tiempo. Siempre he necesitado tener otras distracciones profesionales para no aburrirme creativamente.

Por el lado de BitEstudio, si hemos cerrado la puerta para dar servicio a terceros, pero no como laboratorio tecnológico. El año pasado hemos lanzado un proyecto, SocialTouch junto a nuestro amigo Fernando Rodriguez Pino de Altera Interactivos, aunque esto es otra historia…

L.F.: ¿Cómo es eso de montar una empresa con otro colega? ¿Mucho trabajo y poca pasta al principio? ¿Y ahora qué tal? ¿Cuántos tienes en plantilla? ¿Se sobrevive en estos tiempos? ¿Han notado la crisis?

K.B.: Que puedo decir, mi socio Alejandro (@alejandrogq), es mi hermano, un amigo y un cómplice. Nos conocemos desde el Instituto y en los últimos 3 años vivimos la mejor época profesional como socios y dupla creativa-tecnológica. Sin él sería como perder la mitad de mi alma profesional. Ahora estamos a un nivel de coordinación y comprensión mutua que como le decía el otro día por Skype… «-Tengo ganas de discutir contigo y es imposible, siempre llegamos a un termino medio en todo.». Ambos sabemos que lo más importante es el proyecto, a expensas de los egos. Esto nos lleva a un nivel de compenetración y agilidad que nos centra para dar lo máximo.

Los años y la experiencia te hacen darte cuenta que ser una gran programador conlleva una capacidad mental y concentración que no está al alcance de todos. Para mi son artistas. Sin él creo que me dedicaría ahora mismo a ser cocinero… no lo sé. Si sé, que me siento muy afortunado de que sigamos uno al lado del otro remando juntos por un objetivo compartido y marcado a fuego como es Welovroi.

Los comienzos para ambos fueron muy duros. Con 21 y 22 años, hace 10 años y sin experiencia empresarial, encadenamos todos los errores típicos. Desde clientes que no pagan, proyectos mal presupuestados, etc… pero nunca dejamos de intentar hacer cada proyecto mejor de lo que sabíamos. Siempre evolucionamos profesionalmente y nos exigíamos más. Él es el realista y yo el optimista. Y ahora recordando todos esos puntos pasados, sonrío por la cantidad de causalidades que nos ha llevado a tener entre manos un proyecto tan increíble como Welovroi.

Ahora mismo somos 5 personas, mi socio Alejandro (CTO), Rubén Santamaría e Ignacio Aliende dos Seniors Developers que son unos cracks con muchísimo talento, y Roberto Rodriguez que se encarga sin descanso de la Comunicación, Marketing y Soporte.

Sobre la crísis a estas alturas ya no tiene sentido hablar. Solo vale actuar y tirar adelante trabajando y ser más ingeniosos.

L.F.: ¿El premio Emprendedor XXI de La Caixa sirvió para algo? Supongo que te daría contactos.

K.B.: Desde luego que si, vino muy bien el premio para pagar a los abogados en Madrid que nos hicieron todo la documentación legal que necesitábamos en Welovroi.

Por otro lado el viaje a San Francisco me aclaró muchísimas ideas y a poner todo en contexto. No es todo tan idílico como lo pintan y hay que hacer las cosas muy bien antes para dar el salto. Por otro lado, si tienes 20 años y hablas inglés no dudaría en cruzar el charco o irme a Londres.

Y si, efectivamente, conoces a mucha gente importante que te aportan al proyecto como otros emprendedores con los que compartes las mismas inquietudes a pesar de estar en sectores diferentes. Luego a nivel profesional, también consigues algunas conexiones muy valiosas para reservarlas en Linkedin.

L.F.: Se que además les dieron un ENISA con 60.000 euros, a devolver ¿no? ¿Se puede tirar mucho con eso?

K.B.: Pues desde luego que si, aquí en Canarias y controlando los gastos ayudan muchísimo a lanzar y madurar un producto. Lo recomiendo a cualquier emprendedor porque la velocidad en responder y el trato que tendan es muy bueno. Están haciendo un trabajo fantástico apoyando a crear un tejido emprendedor tecnológico y de startups que luego se pueden aprovechar otros Fondos de Inversión o Business Angels. Aquí en Canarias deberían tomar ejemplo.

Y dejo como nota que nosotros también hemos entrado en la ZEC (Zona Especial Canaria). El beneficio fiscal es fantástico y se puede justificar la inversión en desarrollo como Pasivo Intangible, con lo que cualquier startup puede acogerse a sus condiciones de entrada.

Y hasta aquí puedo escribir, queda la segunda parte, donde ya hablamos de Welovroi, ¿te la vas a perder?

Categorías
Entrevistas Personas

JAVA (esto no va de programación)

Si hago la aclaración en el título es para que nadie se lleve a engaño.  Al ser este un blog sobre tecnología y empezar con el título de «JAVA» cualquiera que esté en este mundillo creería que este post sería una disertación sobre las bondades y maldades de este lenguaje de programación.  Pero no, nada más lejos de la realidad, en la isla de Java, en Indonesia, concretamente en Surabaya, es donde vive Victor Henríquez, un grancanario, que vivía en Teror, y que a finales de 2010 decidió dejar un buen trabajo en esta isla, para irse a otra isla, un poco más lejos, a por un sueño.  Dejar atrás toda su vida, su casa, su familia y sus amigos por hacer lo que más le apetecía no debe ser fácil, pero se armó de valor y fue a por ello.

Unos años antes, tuve la oportunidad de coincidir con Victor en la entidad para la que yo trabajaba, y de hecho, hablando con él estos días, me recordó que yo le hice la entrevista para entrar a trabajar (¡y al final lo seleccioné!), eso sí, de becario, porque todos tenemos un comienzo.

El caso es que apenas coincidí con él porque no estábamos exactamente en la misma ubicación física, pero sí en el mismo departamento, así que cuando me enteré de que unos años después estaba viviendo en Indonesia me sorprendí muchísimo (¡que demonios hace allí!).  De hecho, supe de la noticia por amigos de amigos, y que además estaba escribiendo toda su peripecia en un blog, Viviendo en Indonesia.  Desde entonces estoy suscrito por email a sus entradas y lo sigo con esa curiosidad, rozando el cotilleo, que me produce conocer de primera mano lugares y situaciones tan distintas a  las que estoy acostumbrado.  Como le comenté a él, a veces me parece estar viendo Callejeros Viajeros cuando leo sus entradas en el blog. Comenzar de cero en un pais lejano, sin conocer el idioma (apenas hablan inglés), sin conocer las costumbres (es un país islámico) y sin apenas conocer a nadie no debe ser nada fácil, pero ¿quién dijo que buscar tu felicidad tuviera que ser algo sencillo?.

Bueno, vale, me estoy poniendo algo melancólico, ¿y que tiene que ver todo esto con la tecnología? Ahora entro a ello.  Victor es Ingeniero en Informática, le tira más la parte de sistemas, pero no se arruga ante una buena programación (y a veces de las duras, en C). Trabaja en remoto desde Java (teletrabaja) para una empresa de Gran Canaria, SingularFactory, una empresa de desarrollo joven pero sobradamente preparada (hablaremos de ella y sus proyectos próximamente).  Se encarga de la parte de sistemas, administrando los servidores de la empresa, aunque también programa de vez en cuando, en PHP y en Java (ahora sí, el lenguaje), participando en proyectos tan interesantes y sesudos como los siguientes:

  • Transformer4, un proyecto científico a disposición de investigadores (¡y de todo aquel que logre entenderlo!) en el que han participado varias instituciones públicas y empresas privadas de Gran Canaria. Nota mental: profundizar en este proyecto por el gran número de entes participantes, tiene que ser algo bestial.
  • SIMLinks, un simulador de riesgos industriales.  También se trata de un proyecto al alcance de investigadores y científicos que permite (copio y pego) «…realizar el estudio de la distribución espacial de intensidades de radiación térmica y/o sobrepresiones para incendios de charco, dardos de fuego, BLEVE (Boiling Liquid Expanding Vapour Explosion), explosiones de nube de vapor no confinada (UVCE), explosiones físicas y explosiones químicas.«

No voy a dar los detalles de lo que hacía exactamente, aunque me lo contó por encima, porque hasta yo mismo me perdía un poco con los tecnicismos, así que mejor no meto la pata.

Un inciso, ¿saben dónde compra Victor los productos de su tierra cuando le apetecen? Efectivamente, en MadeInCanaryIslands, y si no vean esta entrada en su blog.

Para trabajar desde Indonesia y coordinarse con el personal de Gran Canaria, Victor tiene que adaptar su horario de trabajo al de Canarias (allí hay 6 o 7 horas más), así que con la diferencia horaria, digamos que trabaja en turno de tarde, de 15:00 a 00:00 (medianoche), con una hora para cenar.  También me reconoce, como pasa casi siempre, que el horario de salida es estimado, ya que como te líes, acabas a la 01:00 o las 02:00 de la madrugada.  Trabajar desde casa exige mucha disciplina, así que Victor es un chico serio y lo cumple a rajatabla (¡casi siempre!).

Como herramientas de trabajo y coordinación, además del correo electrónico y Skype (audio y vídeo), trabaja con Basecamp, un software de gestión de proyectos en la nube, que le permite a la empresa tener organizado los proyectos, las teras, los recursos, los tiempos, los costes y todo lo necesario para tener un control completo sobre la vida de los proyectos.  Para la productividad personal utiliza Wunderlist (del que también yo soy fiel usuario) y Tomboy, para escribir y enlazar notas.

Todo su trabajo es posible, lógicamente, gracias a un ordenador y a una conexión a Internet, pero justamente esto último es donde más se queja Victor.  Conseguir una conexión a Internet decente por cable en su zona es casi imposible, así que lo mejor que ha encontrado es una conexión 3G (mediante un modem USB) que tiene una cobertura aceptable y puede trabajar con comodidad, pero sin holgura (¡nada de ver películas online!). En las últimas semanas, Victor ha cambiado su apartamento por una casita en otra zona de la ciudad, donde espera encontrar una mejor cobertura por cable.  Victor me confiesa que su cruzada personal en estos momentos es conseguir una buena conexión a Internet, ha probado muchos operadores, fijos y móviles, pero no acaban de convencerle. Me parece verlo como a Vivian Leigh en Lo que el viento se llevó, en un cálido atardecer junto a un paraje tranquilo de Surabaya diciendo «¡A Dios (¡Alá!) pongo por testigo que jamás volveré a tener una conexión a Internet tan lenta!«, en la escena siguiente se vería a Victor con su moto adentrándose en el bullicio de la ciudad al caer la noche mientras por su cabeza pasan los comandos del shell de Linux que tiene que teclear nada más entrar por la puerta de su nueva casa…