Categorías
Hardware

iFridge estrena web y empieza a instalarse

iFridge es una nevera, pero también es una potente herramienta de marketing en el mismo punto de venta. Ya hablé de ella hace un año, cuando se estaban fabricando las primeras unidades, después de un largo proceso de investigación y desarrollo que se plasmó en una patente nacional. iFridge es un producto 100% canario.

Y ahora iFridge se está haciendo mayor, podríamos decir que está en plena adolescencia. Atrás dejó la infancia. Ahora empieza a salir, ya se viste como le apetece (¿has visto en su web como queda cubierta de vinilos de la marca?), ya se va de viaje (las primeras unidades están listas para ser instaladas en una gran superficie de Barcelona), e incluso se reproduce (ya hay más de una decena de unidades en pleno proceso de fabricación).  Pero también se queda por la isla, en Gran Canaria veremos varias unidades instaladas en superficies de una conocida cadena canaria de supermercados e hipermercados.

¡Qué ganas de verla funcionando en su ubicación definitiva!  Por el momento ya se ha puesto de largo estrenando su nueva web, su nueva imagen corporativa y su inmersión (aún muy tímida) en las redes sociales más conocidas.

También hacen una apuesta poniendo en marcha técnicas de inbound marketing con la inclusión de un blog en su web. Puedes ver las primeras entradas, una sobre las similitudes entre iFridge y el famoso caballo de Troya, y otra historia más cotidiana donde iFridge es el centro de atención de un tipo que me resulta muy familiar. 🙂

Amigos, amigas, estamos ante el comienzo de una forma distinta de hacer marketing en el punto de venta.

Categorías
Hardware Reviews

Prueba del Jiayu G4S, excelente relación calidad-precio

Hace unas semanas, los chicos de patumovil.com me dejaron probar uno de los móviles chinos estrella de la tienda hasta ese momento, el Jiayu G4S (ver características en la página oficial).  Jiayu es de esas marcas chinas menos conocidas pero con unos productos iguales o mejores que Xiaomi o Huawei. Pero probar no significa juguetear con él unas cuantas horas, no. Probar significa PROBAR.  Significa desconectar mi iPhone5 y «vivir» con el Jiayu G4S toda una semana, tanto en entorno personal como en entorno profesional.  Sí amigos, un tipo del lado oscuro de la manzana probando un movil chino con Andriod y todo ello en medio de la presentación del iPhone6 en el mundo. Hay gente que hace cosas muy raras, lo se.

Pues vamos a la aventura. Me llevo a casa el Jiayu G4S blanco y lo desembalo. Dado que lo voy a usar tanto para mi ocio personal como para mis herramientas de productividad en el trabajo, primero apunto todo lo que necesito instalarme. Lógicamente no voy a instalar todo lo que tengo en el iPhone, sino solo aquello que seguro necesitaré durante la siguiente semana. En el cálculo salen cerca de 50 aplicaciones. Pues vale. Pongo mi nano-SIM en un adaptador para poder insertarla en una de las dos ranuras de SIM del teléfono (sí, si, puedes ponerle dos tarjetas, como viene siendo habitual en los móviles chinos), conecto la batería y cierro la carcasa trasera de plástico. Pulso el botón de encendido y ¡allá vamos!. Conecto mi cuenta de Gmail y sincronizo mis contactos, correo y calendario. Voy a Google Play y empiezo a instalarme todo lo que necesito. Todo va muy rápido. El teléfono responde a la perfección con cada bajada e instalación de la aplicación, una tras otra se van bajando e instalando. Configuro cada una de ellas. Un par de horas después tengo listo el móvil. Yo suelo trabajar con herramientas que se sincronizan en la nube con lo que cambiar de teléfono no me supone un gran trastorno, es relativamente sencillo tener un entorno muy parecido al habitual. Ya tengo oficialmente en mis manos un Jiayu G4S y será mío durante los próximos días. ¿Qué me ha parecido la experiencia?

Aspecto general y acabado

Tiene líneas sencillas, el borde de la pantalla es metálico, mientras que la parte trasera es de plástico. Al tacto es agradable. Es sensiblemente más grueso que el iPhone5 y pesa algo más.

Pantalla

4,7 pulgadas, más grande que mi iPhone5. Con tecnología Gorilla Glass 2. La verdad es que la pantalla destaca. Me he quedado gratamente sorprendido.

Conectividad

Noté que la cobertura wifi en casa era algo peor que la de mi iPhone5, pongo un caso concreto. En la cocina suelo escuchar la radio por streaming, allí la señal wifi me llega, un poco débil, pero llega. Mi iPhone5 la coge sin problemas pero el Jiayu no conecta bien. La conexión 3G va fluida. El GPS sí me decepcionó bastante, su precisión en algunos casos dejaba mucho que desear, sobre todo en modo navegación con Google Maps, para geolocalizaciones puntuales sí iba bien. Pero esta característica del GPS es algo que ya el propio fabricante valora en su página con una puntuación de 1.5 sobre 5.

Potencia

Nada que objetar a sus ocho núcleos. Potencia más que de sobra para un usuario medio/avanzado, y ya no te digo para un usuario de WhatsApp, Facebook y poco más. Tú pídele que el Jiayu responde con soltura.

Sistema operativo

Android 4.2.2. Jelly Bean. Igual me esperaba una versión algo más reciente. Lógicamente no voy a entrar en la eterna batalla de si es mejor que el iOS, eso lo dejamos para otro momento.

Cámara

Monta una cámara trasera de 13 Mpx y y una frontal de 3 Mpx. Sinceramente soy de los que da muy poca importancia a los Mpx de las cámaras, lo que busco es calidad en las fotos que sacan. Las de Jiayu me han parecido correctas, sobre todo en exteriores. Más que suficiente para las exigencias de la mayoría.  Me han gustado algunos efectos y los diferentes tipos de imágenes que se pueden sacar.

Almacenamiento

2 Gb + 16 Gb internos, y ampliación mediante SD. Yo no usé la SD, pero los 16 Gb son un buen punto de partida. Si eres de los que hacen muchas fotos recuerda sincronizar con servicios en la nube e ir borrando del terminal cada cierto tiempo. Si mantienes a raya esto y el almacenamiento del WhatsApp, los 16 Gb te deben ser suficientes, y si no ya sabes, a comprar una SD para ampliar.

Precio

Menos de 200 euros.

CONCLUSIÓN: después de una semana usando el Jiayu G4S: «Es un gran terminal, pero no es para mí«

Se que no estoy siendo justo, no podemos comparar mi iPhone5 habitual, que costaba 700 euros,  con un Jiayu G4S que vale tres veces menos. Es evidente que el esfuerzo en diseño e investigación que hace Apple no lo pueden tener marcas como Jiayu, pero tampoco es su intención.

Puede que este no sea un terminal para mí, pero sí puede ser para cualquier persona acostumbrada a Android, que busque un terminal con una buena pantalla, una buena cámara, que vaya sobrado de potencia, que no sea muy exigente con el GPS y que no quiera gastarse una cantidad indecente de dinero. Y si encima cuenta con el servicio técnico local de patumovil.com son razones más que suficientes para hacerse con uno.

Me quedo con que éste ha sido un buen comienzo. Las marcas chinas han venido para quedarse y tienen su público. El Jiayu G4S ya tiene dos hermanos mayores que apuntan maneras, el G5 y el G6, sobre todo este último, con un precio de poco más de 300 euros puede hacerle sombra a muchos de su segmento, habrá que seguirle la pista.

 

Categorías
Hardware Reviews

Pon una batería externa en tu vida – Prueba de la marca idowell

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todos aquellos que tratamos diariamente con cacharritos sabemos que el talón de Aquiles de muchos de ellos es la batería. Si tienes un iPhone, como es mi caso, y les das un uso personal y profesional es imposible que la carga llegue a las 24 horas. Si además pasas muchas horas fuera de casa, es normal andar a cuestas con tu bendito cargador, tanto de pared como de coche.  Pero también tienes otra opción.

Las baterías externas USB te salvan «la vida«, es como tener un enchufe de emergencia en el bolsillo (o en el bolso / mochila)

Hace varios meses me decidí a poner freno a esta cruz que es ver esa marca roja en la pantalla que indica que te queda menos de un 20% de batería (15%….10%… 5%… ¡oh, no!), así que matando dos pájaros de un tiro pruebo la aplicación Catch’o Price, la ganadora del segundo programa de aceleración de INCUBE (pendiente de hablar de ella en mi blog), y encuentro un producto que se encuentra en oferta. Y era justamente éste, la batería externa USB de la marca idowell (modelo PB00000A), distribuida por ESANTEK, con 3.400 mAh.  Éste último numerito indica la capacidad de la batería (cuanto más grande es, mayor tiempo de carga nos dará).  Con la batería totalmente cargada, según me lo vendieron, podría llegar a cargar más de dos veces la batería de un iPhone, la realidad fue otra, cargaba poco más de 1,5 veces el iPhone, es decir, la batería externa me daba para cargar el iPhone al 100% y me quedaba un resto para poder cargarlo otra vez, pero se quedaba a mitad de carga.

El PVP en ese momento del producto estaba en torno a los 45 € (en Canarias), aunque al aprovechar la oferta que me daba Catch’o Price, a mi se salió por unos 23 €.  Por ese precio y por las prestaciones que daba estaba satisfecho. Pesa y tiene el tamaño similar a un iPhone (aunque un poco más ancho y más bajo). En la parte superior tiene unos leds que indican la carga que le queda (parpadea mientras lo estás cargando).  El tiempo de carga completo de la batería está en torno a las 4-5 horas.

Ahora, siempre llevo en la mochila esta batería. Te saca de un apuro cuando no tienes un enchufe de corriente a mano. Puedes cargar cualquier dispositivo que se cargue mediante USB e incluso muchos otros (aunque todos me parecen muy antiguos) ya que viene un con cable cargador y un montón de clavijas (versatilidad) para conectar el cacharro en cuestión con la batería externa (p.e. móviles antiguos, cámaras de fotos, PSP’s, etc).

Aquí les dejo mi valoración:

Categorías
Hardware

iFridge, la nevera que se enamoró del marketing

iFridge (Interactive Fridge) es una nevera, pero también es algo más, es una herramienta de marketing BTL que permite mostrar contenido y hacer que los usuarios interactúen con ella.  iFridge une lo tradicional con las acciones promocionales más novedosas. ¿Cuánto se gastan las marcas en las grandes superficies en promociones en las cabeceras (esos sitios destacados donde todos nos fijamos cuando vamos a comprar)? ¿Y si esos sitios ya no tuvieran información estática? ¿Y si pudieras controlar esa información que se muestra a golpe de ratón? ¿Y si además permitiese a los usuarios participar? Imagina, vas a coger un pack de seis latas de ese refresco que te gusta y al abrir la nevera aparece en pantalla una pequeña encuesta de tres preguntas, y si la contestas te ofrece un código promocional para comprar un segundo pack con un 50% de descuento. O imagina otro día, un sábado por la tarde, esa noche es el clásico derby de fútbol, necesitas cervezas, te diriges a la nevera y la pantalla muestra los resultados del resto de partidos en juego, en tiempo real, y hasta puedes echar una partidita a un mini-juego para meter al menos 3 de 5 penaltis, si lo consigues y dejas tu email, entras en el sorteo de dos entradas para la final de la Copa del Rey.

Esa es, más o menos, la idea de tener iFridge . Tienes una nevera, y la puerta (translúcida) es una pantalla de alta resolución que muestra información. Puede ser táctil o no táctil, dependiendo de lo que necesite cada cliente, y puede llevar hasta webcam (al fin y al cabo tiene un pequeño ordenador en su interior). Fernando Rodriguez Pino, CEO de ALTERA Interactivos, es un viejo conocido de este mundillo. Siempre metido en mil proyectos, siempre viendo el futuro y haciendo que ocurra. Llevo oyendo a Fernando hablar de «la nevera» desde hace más de un año, desde que era una simple idea, hasta que ha conseguido obtener un producto 100% operativo.  No ha sido un camino fácil. Dibujarla es una cosa, pero construirla ha sido todo un reto. No lo consiguió a la primera, pero al final puede estar orgullo de que iFridge era lo que tenía en mente. Un producto 100% canario, que no ha necesitado financiación externa para su diseño y construcción de la primera unidad, y que ya ha sido registrado como Modelo de Utilidad en la Oficina Española de Patentes y Marcas (es bueno tener ideas, pero es mejor conservarlas, al menos por 10 años).

iFridge ahora está en plena Castellana de Madrid, en un showroom que permite ser mostrada en todo su esplendor. Representantes de grandes superficies, de marcas de bebidas refrescantes, de cervezas y espirituosas han podido comprobar de primera mano lo que ofrece la nevera. Ya se han hecho eco de ella, entre otros sitios, en El País y en TecnoExplora. Fernando ha conseguido despertar el interés de muchos departamentos de marketing. No hay que ir a Corea del Sur para encontrar este tipo de cosas, en Las Palmas de Gran Canaria ha nacido una nueva forma de llevar las promociones al punto de venta.  Es muy posible que las veamos instaladas en las islas antes que en la península, pero Fernando no descarta ninguna opción.

¿Quién dijo que todo tenían que ser apps para móviles o software en la nube? Esto también es Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i).  Lo difícil comienza ahora. La producción en serie no es sencilla, pero Fernando lo tiene todo calculado. Conoce los proveedores, conoce el producto, conoce el mercado y está creando su propio canal de distribución para que nada quede al azar. Los primeros pedidos espera que se cierren en breve.

Y para acabar, como siempre, mejor con un vídeo, y si tiene la firma de David Macías y su equipo (Videolean y Motion4Startups), mejor que mejor.  Abrir una nevera en el supermercado nunca va a ser lo mismo.  iFridge no te dejará frío.