Categorías
Herramientas ULPGC

MONET, resultado del I+D en la ULPGC

SIANI-edificio

Hace unas semanas tuve la oportunidad de poder hablar con José Juán Hernández, profesor de la Escuela de Ingeniería Informática de la ULPGC (y antiguo profesor mío) y que también es responsable de proyectos de la División de Calidad, Eficiencia y Sostenibilidad (CES) dentro del Instituto de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en Ingeniería (SIANI). En concreto, estuvimos hablando acerca de uno de sus proyectos, denominado MONET (Modelling on Network).

Este proyecto, que nace de otro proyecto anterior, EGE (Entorno de Gestión de Expedientes), es fruto de una ardua labor en I+D.  José Juán me explica que la Universidad se centra en tres aspectos:

  • Investigación (a través de proyectos financiados mediante subvenciones o convenios con empresas e instituciones).
  • Docencia (la parte que todos conocemos).
  • Transferencia (hacer llegar los resultados de las investigaciones al mercado y que de ello se nutra el tejido empresarial e institucional).

En el SIANI se realiza I+D aplicada, orientada a las necesidades reales de la calle. En concreto, la división CES está especializada en la investigación en ingeniería del software dirigida por modelos, con el objetivo de tratar de mejorar la productividad de los grupos de desarrollo. Los que nos dedicamos a esta mundo sabemos que el desarrollo tradicional es muy lento y normalmente muy caro (de implementar y de mantener).  No cabe duda de que los proyectos habituales de sistemas de información de gestión son sota, caballo y rey. Casi siempre se hace lo mismo, y ya está todo inventado en este campo (¡o igual no!). Buscaban mejorar la productividad y la calidad del desarrollo sin tener que incurrir en costos elevados.  ¿Por qué ocupar un grupo de diez programadores si se puede hacer lo mismo con dos, pero dotados de una herramienta lo suficientemente ágil que te lo permita?

Además de acelerar el desarrollo y mejorar la productividad con la Ingeniería dirigida por Modelos, MONET aborda las necesidades de interoperabilidad entre organizaciones que deben cooperar.  Sí, lo se, es un concepto muy manido (y muy repetido), pero no por ello menos importante, y, lamentablemente en la mayoría de las ocasiones, no bien resuelto por los sistemas de información.

MONET nace con esta idea.  Crear sistemas de información dirigidos por modelos e interoperables. Se trata de un entorno y una filosofía diferente a la tradicional.  La antigua concepción de sistema de información aislados está destinada a morir, en la interoperabilidad está la clave del éxito de los sistemas.

MONET se presenta como un entorno de modelado. El desarrollador lo ve como un plug-in para Eclipse.  Con este plug-in se definen distintos tipos de «cosas» que modelan el funcionamiento de cualquier sistema de información y lo permiten definir.  Esas «cosas» pueden ser un escritorio, un contenedor (que se forma por composición de otros objetos), un catálogo, una colección (conjunto de objetos de un determinado tipo), un formulario, un documento, un rol, un tesauro, etc.  En MONET también existen tareas, pero no en el sentido que todos podemos darle en un workflow (de hecho MONET NO es un workflow), la tarea en MONET se comporta casi más como un asistente que como algo secuencial. Y aquí es donde viene otra las mejoras introducidas. Han creado un concepto nuevo, el de WorkMap.  Va más allá de típico diagrama de los workflows, con cajas, círculos, flechas, puntos de decisión, etc.  Esos modelos muchas veces son ilegibles, sobre todo cuando la complejidad del sistema es elevada. En cambio, con el concepto de WorkMap, el proceso puede ser modelado mediante una simple hoja de cálculo, con sus filas y columnas, estableciendo conexiones entre ellas mediante puntos.  José Juán me pone el ejemplo gráfico de que el WorkMap se asemeja mucho a un plano de una línea de guagua o de metro, con su paradas señaladas por los puntos, sus secuencias, pero también con sus bucles y vueltas atrás.  La representación así es mucho más compacta y más fácil de interpretar por parte de un usuario.

La interoperabilidad entre sistemas la resuelven mediante el paso de documentos PDF con metadatos embebidos.  Un sistema «escupe» uno de estos PDF’s y el otro sistema (totalmente independiente del primero) es capaz de capturarlo, interpretar los metadatos, rellenar los campos en su sistema que considere conveniente y empezar a tratar el objeto como algo propio de ese segundo sistema.  Una solución sencilla, y sobre todo eficaz, que resuelve de forma elegante el eterno problema de comunicación entre los sistemas.

Para rematar el proyecto, MONET tiene una solución de Business Intelligence (BI) integrada. Esta suele ser otra de las patas que suele fallar a la hora de definir los sistema de información, la explotación de la información.  La metodología que se utiliza con MONET es empezar el diseño del sistema de información por definir el tipo de información que el sistema debe proporcionar, para poder tomar las mejores decisiones.  Es decir, primero definimos «los listados» que queremos obtener con el sistema, en lugar de hacerlo al final como en los métodos tradicionales de programación.  Al fin y al cabo, la empresa está hecha para tomar decisiones, no son un conjunto de procesos, son un conjunto de decisiones para tratar de llevarla a buen puerto. Primero define que es lo que quieres obtener y después monta el sistema de información sobre ello.

Esta solución de BI incorpora tanto un DataWarehouse como una solución OLAP (On-Line Analytical Processing) propia para resolver el problema de grandes volumenes de datos (Big Data).  Esto permite crear cuadros de mandos, pudiendo hacer las consultas por múltiples dimensiones, y todo ello apoyado con gráficos muy personalizables. Tanto en la solución de BI como en las interfaces que genera MONET siempre tratan de hacer interfaces que sean limpias y sencillas de usar.

MONET está disponible para su uso de forma gratuita por parte de cualquier empresa de desarrollo y para Administraciones Públicas.  Si se desea disponer de un mantenimiento y soporte de la plataforma se debe firmar un convenio a través de la Fundación Universitaria de Las Palmas (FULP) en el que se pueda financiar este apoyo extra sobre la plataforma.

EDEI CONSULTORES ha sido una de las primera empresas en adoptar MONET como herramienta de desarrollo, y ya tienen un proyecto implantado desde hace un par de años en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, orientado a la gestión de partes de trabajo con las empresas externas contratadas por el Ayuntamiento en determinadas áreas.  EDEI además dispone en el mercado de una solución de facility management montada íntegramente sobre MONET, y que comercializan bajo el nombre de extratia (en un próximo post hablaré acerca de esta herramienta).

Por tanto, las empresas de desarrollo son las que hacen la fase de comercialización y de soporte al cliente, mientras que el SIANI da el soporte para la herramienta a los desarrolladores, y además continúan con la labor de experimentación e investigación ligada a la plataforma.

Toda una mañana en el SIANI me sirvieron para conocer uno de esos proyectos interesantes que, muchas veces, permanecen en la sombra, aún cuando supongan un claro avance en la productividad y la eficacia de los grupos de desarrollo.  Por mi experiencia en este campo, he visto como algunos proyectos, aparentemente sencillos, se complicaban de tal forma que los periodos de desarrollo se duplicaban o triplicaban (y en algunos casos ni se llegaba a terminar), muchas veces debido al uso de lenguajes de programación o entornos tremendamente complejos y encorsetados que obligan a hacer malabarismos en el desarrollo.

Es una gran noticia que, desde la ULPGC se hagan este tipo de proyectos de investigación y se plasmen en un producto concreto que revierte finalmente en la sociedad y en el tejido empresarial. Como decía al principio, la Universidad está para enseñar, investigar y transferir el conocimiento.

Categorías
Herramientas

CatalGo – Catálogos virtuales para compartir

CatalGo Logo

Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir a un webinar de unas empresas canarias en Silicon Valley, uno de los proyectos que allí se presentaron fue CatalGo.  Lo presentaba (con un inglés muy correcto) Antonio Rodriguez, uno de sus creadores.  Este fue uno de los proyectos que más me interesó del webinar, así que me tocaba indagar.

Conocía a Antonio por un proyecto anterior, JustYourTrip (posteriormente Walking Audio Tours), y al verlo detrás de este otro proyecto no puedo sino pensar que debe ser algo «gordo».  Antonio me ha contado detalles sobre el proyecto, que tiene una fecha prevista de lanzamiento para finales del primer trimestre de 2013.

CatalGo es una herramienta web (en la nube) que permite crear catálogos.  Los clientes serán todos aquellos profesionales, empresas, comercios, distribuidores o marcas que muestren sus productos habitualmente a través de un catálogo.  La herramienta web, según Antonio, tiene «…un interfaz muy muy sencillo e intuitivo, en el cual el usuario introduce sus productos manualmente o en masa (a través de una herramienta de importación). Cada elemento puede tener mucha información personalizada, no solo imágenes y textos agrupados en pestañas, sino también archivos añadidos (pdf, word, etc.), situación geográfica para mostrar en un mapa e incluso video en streaming…«.

Una vez creado el catálogo, el usuario podrá publicarlo en una web (por ejemplo en su web corporativa), publicarlo en Facebook o (y aquí viene la parte estrella), mostrarlo en una app gratuita para tabletas (iOS y Android).  La app tendrá un diseño muy cuidado e intuitivo y tendrá dos usos, «…el uso por parte de equipos de ventas, para mostrar de forma visual y atractiva su catálogo a compradores potenciales, y el uso por parte de los propios compradores para navegar por el catálogo, a modo de expositor…».

En el caso de la fuerza de ventas, cuando un comercial esté enseñando el catálogo a un cliente en su tablet podrá ir marcando cada uno de los productos en los que esté interesado el cliente y al final podrá enviarle un correo con todos los productos marcados, con sus características, fotos, y todo aquel material asociado al producto (pdfs, mapas, etc.).  Esto es una funcionalidad muy muy potente que sin duda será muy bien recibida por los clientes y que redundará en una mejor venta.

CatalGo es una herramienta de catálogo, pura y dura, no se trata de una herramienta desde la que se puedan comprar los productos.  Quiere postularse como el sustituto de los catálogos en papel.  Muchos de nosotros estamos acostumbrados a ver a comerciales cargados con muchos catálogos (algunos obsoletos), y a tener en nuestras mesas de trabajo (o en cajones olvidados) decenas de catálogos que los vemos una vez y allí los dejamos. Con una herramienta de catálogo como CatalGo esto pasará a la historia.

Todo esto se completa con un control exhaustivo del acceso a los catálogos. Se registra mucha información que luego puede ser analizada por el cliente, como «...el tiempo invertido en visitas, efectividad de las mismas, productos más vistos, más enviados, zonas geográficas de mayor influencia (geolocalización), etc..«.  Además, se podrá integrar con servicios de terceros como MailChimp, SalesForce, Google Analytics, entre otros.  Estas dos características (el análisis de los datos y la integración) son imprescindibles para cualquier cliente que quiera obtener un feedback adecuado de sus campañas.

El modelo de negocio será por suscripción. Habrá una versión Free, con algunas funcionalidades plenamente operativas y válidas para muchos tipos de usuario, pero si el cliente necesita más características podrá ir añadiendo paquetes a su suscripción, pagando siempre por lo que necesite.  De cualquier forma, me comenta Antonio que el precio será siempre muy razonable, sobre todo teniendo en cuenta el ahorro que supone una tirada en papel de cualquier catálogo. Seguro que lo que cuesta hacer una tirada, por pequeña que sea, de un catálogo en papel normal (p.e. tipo Mediamarkt) se pueden pagar varios años de suscripción a CatalGo en su versión full. No te digo ya si hablamos de catálogos de otro tipo, más profesionales, por ejemplo, de telas, de muebles, de herramientas, etc, que suelen estar impresos en papel de alta calidad, tapa de cartón y con cientos de hojas.

Las imprentas tradicionales seguro que no van a estar muy contentas con la salida de CatalGo, pero la tecnología es lo que tiene.  Esto puede suponer un avance de gigante para la fuerza de ventas y una experiencia de usuario final enriquecida (no vemos solo fotos como en un catálogo tradicional, sino mucha más información asociada al producto). Tengo ganas de poder ver los primeros catálogos hechos con CatalGo, solo me queda esperar unos meses, igual en verano de 2013 tengo instalada la app de CatalGo en mi iPad y me dedico a hojear (¿pantallear se puede decir?) todos los catálogos que me interesen.  Igual entonces empiezo a echar de menos esas montaña de catálogos en papel que dejan a la entrada de mi edificio….je, je, no lo creo, la verdad.

Web de CatalGo.

CatalGo en Facebook.

Categorías
Herramientas

ComparaDentistas.com, ahorro y nuevos clientes

ComparaDentistas

Usar ComparaDentistas.com puede suponer un ahorro para el paciente y una nueva vía de captación de clientes para las consultas de los dentistas, es la filosofía del win-win.  Detrás de este proyecto está Guido Kloess, un alemán de 43 años, y canario de adopción desde hace casi 10 años.  Guido ha trabajado en grandes empresas y proyectos en Alemania, pero un día decidió venirse a Canarias, donde las cosas no fueron tan bien. Algunos proyectos fallidos, lejos de llevarle a la desesperanza, lo hicieron más fuerte, y sobre todo, le hicieron ver el potencial que, bien enfocado, podría llevarle por la buena senda.  Guido además es organizador de Iniciador Las Palmas y de la última edición de Startup Weekend Gran Canaria (¡incluso participó en la primera edición del SW y el proyecto en el que estaba quedó ganador!).

La idea le surgió a Guido hace algunos meses, cuando para si mismo estaba buscando la forma de comparar el presupuesto que le había pasado un dentista.  Unas pocas búsquedas iniciales le hicieron encender la bombilla de que ahí podía rascar algo.  No había ningún comparador de dentistas, y ni corto ni perezoso se puso a rumiar la idea.  Desde hace ya un tiempo estamos acostumbrados a ver principalmente comparadores de seguros (recuerden a tipos cantando en la alcoba de matrimonio o a perros rastreadores con lupa), pero ¿y que pasa con los dentistas?.  En principio uno puede pensar que los dentistas son algo muy personal, que cada uno tiene «el suyo de toda la vida«, cada uno piensa que su dentista es el mejor, y muchos aún no confían en franquicias de dentistas, por muy buena pinta que tengan.  Lo que está claro es que el mundo de los dentistas seguro que también se habrá visto afectado por la crisis, y la afluencia de pacientes habrá disminuido.

La idea en sencilla, un paciente tiene un presupuesto y lo cuelga en la plataforma, dice el tratamiento que se va a hacer y cuánto le va a costar.  Después se produce una especie de subasta, en la que los dentistas contraofertan el presupuesto inicial del paciente (con la información que tienen).  Pasado un tiempo, se cierra la oferta y el paciente decide con que dentista se hace el tratamiento. La idea es que las ofertas de los dentistas provengan de su zona, pero no tiene por qué.  Una de las cosas curiosas que veía en la plataforma es que un paciente de Murcia tenía ofertas de dentistas de Madrid, y le preguntaba si era normal. Guido me confiesa que es una de las cosas buenas del sistema, igual al paciente le compensa irse a Madrid a hacerse el tratamiento si se ahorra, por ejemplo, 1000 euros respecto al presupuesto original, ¡y tiene razón!.

La plataforma se basa en cuatro pilares, es gratuita para el paciente, es independiente (no depende de ninguna franquicia, asociación o colegio de odontólogos), es segura (tanto en el tema de la confidencialidad, como en el tema de que todos los odontólogos que hacen ofertas estén colegiados), y es transparente (porque también basa su éxito en la propia opinión de los pacientes respecto a los propios dentistas, podemos verlo como el Tripadvisor de los dentistas).

Además, yo diría que la plataforma es flexible, tanto del lado del paciente, que será último que tenga la palabra y se decida por la oferta que más le convenga (que no siempre tiene por qué ser la más barata), sino también por parte del dentista, ya que éste también tendrá un poder de decisión al comprobar en detalle el trabajo que tenga que realizar una vez visto el presupuesto y el estado real de los trabajos odontológicos que deba realizar, en ese caso, el dentista, si viera alguna cosa que no le cuadra (por una falta de información inicial por parte del paciente) podría rechazar el tratamiento.

El modelo de negocio es cobrar una comisión al dentista que finalmente haya escogido el paciente, un porcentaje sobre el precio final del tratamiento.  Para el paciente siempre será gratuito.  Los dentistas que contraoferten también lo hacen gratis, sólo pagan la comisión cuando efectivamente consigan al paciente.

Según Guido, hasta ahora hay muchos dentistas que se han interesado por el sistema, y la gran mayoría de ellos se ha registrado en la web.  Seguro que hay un sector más conservador que puede ver la plataforma como algo demasiado novedoso, no apto para ellos (sobre todo los dentistas de más edad), pero tal y como me comenta Guido, en España ya más de la mitad de los dentistas tiene menos de 40 años, con lo que seguro están más metidos en el mundo de Internet.  ComparaDentistas.com no va a gustar a todo el sector, pero seguro que hay un amplio rango de odontólogos que pueden verlo como una vía más de captación de clientes, aunque ello suponga recortar algo sus márgenes de beneficio.

Guido se ha encargado de diseñar y maquetar la web, tiene un grupo de programadores en Ruby on Rails sobre MySQL y alojan el servicio en DigitalOcean.  La web la están sometiendo a un proceso de revisión de SEO y pronto empezarán con SEM, con Adwords, aunque alguien que busque por la palabras clave de su dominio obtiene la web en los primeros resultados sin ninguna complicación. Guido también tiene planteada una fuerte estrategia en Twitter, monitoreando las palabras claves para su negocio e interactuando con los usuarios en busca de nuevos clientes.  De momento es pronto para hablar de usuarios registrados y de visitas en la web, pero Guido se muestra muy satisfecho con los números iniciales.

Guido parece que tiene las cosas muy claras, y tanto es así que en el Aviso Legal puedo ver que también tiene reservado el dominio ComparaMedicos.com.  ¿Será el siguiente paso? Estaré atento.

Categorías
Herramientas ULPGC

El Gusteu es mío

Gusteu es una herramienta creada y diseñada por Eugenio Mendoza y Aythami Mendoza (no, no son familia), dos ingenieros informáticos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que han dado vida al proyecto en el Instituto Universitario de Ciencias y Tecnologías Cibernéticas (IUCTC), tutorizados por su director, Alexis Quesada Arencibia (antiguo compañero de estudios) y por Mario López de Ávila.

Desde que conocí el proyecto, hace un par de meses, he estado detrás de Eugenio para que me contará esas cositas que a mi me gustan, y al final, después de mucho insistir conseguí que me hiciera caso.  Por insistencia que no sea.

Eugenio tiene 28 años y vive en Gran Canaria.  Su afición amateur por la cocina, sus contactos en el mundo gastronómico y sus conocimientos informáticos se han unido para crear una herramienta dirigida «…a esas personas que se encargan de elaborar los menús diarios y las cartas de un restaurante, casi siempre es el gerente. Va dirigido a cualquier empresa del mundo de la restauración que quiera sacar el máximo beneficio de su negocio.»

Lo que nos encontramos en la web actual es lo que se llama una landing page, una página atractiva de captación de contactos, que dice poco pero insinúa mucho.  Es lo habitual en este tipo de proyectos, ideas que se van madurando pero que no tienen una base de usuarios mínima o una financiación que permita un despliegue más amplio.  Por supuesto, ya está pensada desde el principio para un mercado internacional (todo está en inglés), como ya he dicho en otras entradas.  ¿Para que dirigirte a un público local cuando tienes «el mundo» delante de tí?.

En palabras de Eugenio «Gusteu ayuda a diseñar menús más rentables incorporando inteligencia en el proceso de diseño. A partir de la carta del restaurante, datos de ventas y costes, los pasamos por nuestra caja negra que contiene: ingeniería de menús, algoritmos para gestionar un portafolio de inversiones, business intelligence y ‘nuestra magia‘; y te decimos como aumentar la rentabilidad real de tus menús y también te ayudamos a encontrar formas de ganar más dinero con tus propios medios.«.  ¡Suena muy bien! ¿no?.  Usando herramientas de prestidigitador, con cajas negras y magia, pretenden conseguir hacer la vida más fácil (y más rentable) a todos los responsables de elaborar los menús en cualquier tipo de restaurante.

El modelo de negocio está pensado para que sea una variación del Freemium, existirá una versión gratuita, con unas pocas funcionalidades, y a medida que el usuario quiera tener acceso a más funcionalidades deberá pagar por ello (entrando en Gusteu Premium). Por otro lado, quieren tener ingresos haciendo de intermediarios en la venta de ingredientes.  Tal y como dice Eugenio, con esta herramienta ellos van a saber qué platos cocinan los restaurantes y con qué ingredientes y cantidad los elaboran.  Esta información es muy poderosa, porque pueden llegar a conocer «todo lo que necesita el restaurante«.  Para ello podrían llegar a hacer de intermediarios a la hora de que el restaurante consiga estos ingredientes a un precio más ventajoso y, de paso, Gusteu se lleva una pequeña comisión por cada intermediación.  ¡Bien pensado!

La idea es que la herramienta exista en la web, pero sobre todo, en una app para iPad, que es la que verdaderamente consideran que será «la caña» para los restauradores.  Me parece lógico, porque siempre será mucho más cómoda en esos entornos.  La web está diseñado en PHP, con el framework CodeIgniter, sobre una base de datos MySQL, y la app del iPad será programada en código nativo, es decir, Objective-C y Xcode.

Tienen presencia en la redes sociales (Facebook y Twitter), aunque confiesan que llevarlas al día es muy complicado.  Así y todo ya tienen más de 600 likers en Facebook y más de 220 seguidores en Twitter, no está nada mal para se un servicio aún en desarrollo, y además ya han salido en la revista Emprendedores de agosto de 2012.

Sus previsiones son que, para febrero o marzo de 2013 tengan ya lanzado el servicio, y se han fijado llegar a unos 50.000 usuarios activos en los primeros tres años.  Es todo un reto meterse donde se han metido y además hacer previsiones de este tipo. Lo que está claro es que tiene muchos de los ingredientes que hacen de las buenas ideas grandes proyectos de éxito. Veremos cómo es la evolución de estos dos magos de la informática metidos entre fogones.

Categorías
Herramientas ULPGC

LogyWave, música electrónica que se ve

Este es uno de esos post que me encantan por lo que aprendo. Primero tengo que confesar que de música electrónica no tengo ni idea, yo me quedé en la época de Phil Colllins, de Lionel Richie y de Daryl Hall & John Oates… sí, vale, ya se nota mi edad, aunque siempre tuve estos gustos (¡incluso con la mitad de años que ahora!)…  Así que cuando empecé a recopilar información para esta entrada me dio un poco de miedo por mi nulo conocimiento de este mundo, pero vamos, que tampoco necesitaba saber de música electrónica o urbana, de ello ya se encargaba uno de los protagonistas de esta historia, Javier Peña. Javier es un compositor de música electrónica metido a informático (¿o al revés?, él mismo me confiesa que no sabe si es eso o lo contrario).  El caso es que Javier siempre ha sido un apasionado de la música electrónica y de hecho se dedicó a ella en el pasado y aún sigue haciendo sesiones esporádicas, el tiempo que le deja (o le dejaba por que ya terminó) la Licenciatura en Informática por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.  Javier embarcó en este proyecto a Jorge Herrera, un amigo de la Facultad, al que engañó (en el buen sentido de la palabra) para juntos darle forma a este producto enfocado a un nicho de mercado muy específico.  Jorge tampoco tiene ni idea de música electrónica, pero no le hace falta, le basta con los amplios conocimientos técnicos para abordar el proyecto con las mejores garantías.

Javier y Jorge han creado LogyWave, uno de los proyectos de LogyMatick, y lo definen como un instrumento musical con el que se puede tener el control de Ableton Live, uno de los programas estándar más conocidos para la composición de música electrónica.  Cuando veo por la tele (porque en directo nunca lo he visto) un concierto de este tipo siempre veo a un tipo (o a una tipa, pocas, pero también las hay) con un pequeño aparatito delante, o con un ordenador portátil (seguramente ejecutando Ableton Live), tocando botones y moviendo rueditas, mientras por los altavoces suena la música que interpreta…  Visualmente, la labor del DJ no suele ser muy atractiva (aparte de la propia planta del personaje), así que LogyWave viene a cubrir ese vacío.  ¿Por qué no VER la música?  Y no hablamos de ver la pantalla del portátil del DJ con el software Ableton Live funcionando (que la he visto y parece un infierno sólo apto para muy entendidos en el tema), sino tener una experiencia visual muy acorde a lo que estamos escuchando.  Echen un vistazo a este vídeo para que se hagan una idea:

Eso es LogyWave.  Físicamente es una especie de cajón, del tamaño de un arcón de nevera mediano, sobre el que hay una lámina de metacrilato (sí, sí, no se trata de una pantalla táctil).  Dentro del cajón hay un proyector, conectado a un ordenador (que puede estar dentro del cajón o fuera), una cámara web y un espejo.  Así dicho parece un poco rudimentario, y cuando lo ves lo sigue pareciendo, pero la combinación de todos estos elementos es mágica.

PRIMERO. Todo esto funciona con una luz débil en el ambiente (como se ve en el vídeo), es cuando sale a relucir todo el colorido y los efectos de la pantalla.

SEGUNDO. La forma en que funciona el instrumento es la siguiente.  El ordenador está ejecutando, además del Ableton Live, un programa opensource llamado Reactivision y el programa compilado en Processing, que es el motor gráfico y lo que se ve en pantalla. La señal del ordenador pasa por el proyector, que se refleja en el espejo y este reflejo es el que se ve en la lámina de metacrilato.  Justo debajo de la lámina de metacrilato se encuentra una webcam que detecta, mediante infrarrojos, unos elementos llamados fiduciales (busquen esta palabra en Google y vean ejemplos) que son los que se colocan sobre la pantalla.

TERCERO. En el vídeo, todos esos elementos que el DJ va poniendo y quitando sobre la pantalla, no son otra cosa que discos (o cuadrados) de metacrilato con un fiducial en la base.  Un fiducial es un símbolo que se debe interpretar de cierta manera.  Reactivision es el que lee esos fiduciales (a través de la webcam), envía mensajes TUIO a Processing, un framework de Java, que a su vez se comunica con el software Ableton Live y recibe el feedback de esas órdenes. Sí, lo se, es tan farragoso como parece, pero en este mundo tiene que haber gente para todo.

Pues bien, con esto, lo que consigue LogyWave es que la música electrónica sea más atractiva e intuitiva. Los movimientos del DJ sobre la pantalla y las imágenes que en ella se ven producen una sensación aún más electrónica.  Quitar y poner la fichas, rotarlas, acercarlas (por proximidad), alejarlas, tocar la pantalla, conectar unas fichas con otras, todo eso hace que la música suene de una forma distinta.  Eso mismo es lo que se consigue usando Ableton Live directamente, pero desde luego no resulta tan atractivo (veríamos a un DJ con un ratón y pinchando en las opciones del Ableton Live para que suene la misma música). ¡No hay color!.

Javier me confiesa, sin rubor, que su proyecto estaba inspirado inicialmente en Reactable, un proyecto nacido en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y con el que guarda similitudes. La diferencia entre ambos productos es que, si bien Reactable se trata de un producto cerrado e independiente, LogyWave es un controlador multiplataforma con una gran compatibilidad con software de terceros como Ableton Live y Tracktor Pro.  Además, otro elemento diferenciador y único de LogyWave es la posibilidad de comunicación entre varios dispositivos, es decir, se podría hablar de un instrumento colaborativo, conectados en una misma red (local o remota).  De esta forma, un DJ podría estar tocando su música en un LogyWave en Londres, mientras otro DJ toca con su LogyWave en Ibiza en tiempo real, y los dos verían la misma pantalla.  Cada uno vería los elementos que el otro pone o quita, la composición musical sería la misma, compartida, colaborativa, ¡guau!.  De momento esta característica ha sido probada con éxito en una red local, así que ahora las pruebas se centran en hacerlo a través de Internet (aquí va a influir mucho la carga de la red, la latencia, la velocidad de conexión, etc.).

El producto aún está en desarrollo, deben seguir haciendo pruebas y mejorando. Ya tienen algunos proyectos en lo que van a mostrar todo el potencial de la herramienta y cuando así sea espero contarlo en otra entrada.

Lo que empezó siendo un Proyecto Final de Carrera para Javier Peña (con el Doctor Modesto Castrillón como tutor), poco a poco se está convirtiendo en un producto real y destinado a un nicho de mercado (los DJ’s) donde se mueve mucho dinero.  El producto ha sido desarrollado en el SIANI (Instituto Universitario de Ingeniería Computacional) de la ULPGC, dentro del Laboratorio de Robótica y Oceanografía Computacional, dirigido por Jorge Cabrera.  A finales de junio ya salieron en la revista Emprendedores, y para mí ha sido un placer conocerlos en persona y conocer su proyecto.  De hecho, yo estuve jugando con la nueva mesa, la segunda, más firme, más profesional, realizada en aluminio (la anterior era una caja de madera fabricada por ellos mismos) y con paneles translúcidos en los laterales.  Me comentan que les da pena tirar a la basura el primer prototipo, el de madera, ¿quién sabe?, igual algún día tenga un gran valor, cuando los mejores DJ’s del mundo usen LogyWave y Javier, desde una hamaca de la cubierta de su yate en el puerto de Ibiza, esté tranquilamente escuchando a través de su iPhone un tema de Phil Collins… todo es posible.